Nuestro médico responde
La eyaculación precoz se caracteriza por una eyaculación durante la mayoría de las relaciones sexuales, que ocurre antes de que el hombre o la mujer así lo deseen. Puede estar asociada a ansiedad o sobreestimulación, pero en general se reconoce una mezcla de factores tanto físico como psíquicos. Se estima que se presenta hasta en un 30% de los hombres en algún punto de su vida, pero estas cifras pueden variar mucho y pueden ser mayores.
En algunos casos se puede relacionar a patrones establecidos tempranamente en la vida, donde existía una necesidad de eyacular rápidamente, bien fuera por sentimientos de culpa o por temor a ser descubierto. En otros casos la ansiedad puede ser relacionada a disfunción eréctil donde la persona al tener dificultad para obtener o mantener las erecciones, siente la ansiedad por eyacular una vez logra la erección. En otros casos más se puede relacionar esta ansiedad con el mismo desempeño sexual o inclusive cualquier otro tipo de preocupaciones. Y en otras ocasiones esta ansiedad se relaciona a problemas con su pareja particular del momento. De cualquier manera es importante una valoración completa ya que existen algunas causas relacionadas a nivel hormonal, función del tiroides, inflamación o infección de la próstata o un reflejo anormal del sistema de eyaculación que deben ser corregidas.
Dentro del tratamiento se pueden contar los medicamentos, la terapia psicológica y algunas técnicas sexuales. Así que es importante primero corregir problemas de disfunción eréctil, infección u hormonales si los hay. Después hacer énfasis en técnicas de relajación (intentar relajar cuerpo y mente previo a la relación sexual) o distracción (poner la mente en otros asuntos que no tengan nada que ver con la relación sexual). También se pueden usar métodos como el de pare y siga o pare y oprima. El primero sencillamente buscar detener cualquier tipo de estímulo justo antes de que sienta que va a eyacular y esperar unos 30 segundos para después continuar. Esto se puede hacer en varias ocasiones hasta que finalmente se decide continuar y eyacular. El segundo busca también detener los estímulos pero además la persona misma o su pareja puede apretar entre sus dedos el pene a la altura de la unión del glande y el cuerpo del pene hasta que pare la sensación de eyaculación, esperar 30 segundos y continuar normalmente, este ejercicio también se puede repetir muchas veces y la idea es que poco a poco se vaya acostumbrando a controlar el deseo de eyacular. También existe la opción de tomar medicamentos para disfunción eréctil, antidepresivos, y hasta cremas de preparados anestésicos para la aplicación tópica directa. Inclusive el uso de preservativo puede contribuir a controlar la sobre estimulación y también la eyaculación precoz. De cualquier manera si su vida sexual o de pareja continúa siendo afectada por este problema debe consultar a un urólogo o un sexólogo para aclarar su caso y darle los tratamientos necesarios.
Contenido Relacionado

¿Qué hacemos?

Logo 1doc3

1DOC3 es la plataforma en la que doctores verificados responden tus inquietudes de salud online las 24 horas del día. Tus preguntas son gratis y anónimas.