SÍNTOMA

Sensibilidad de los Ojos a la Luz

También conocido como:

Fotofobia.


Definición

La sensibilidad de los ojos a la luz, también conocida como fotofobia consiste en la sensibilización anormal a la luz. Este síntoma indica la presencia de una patología ocular o del sistema nervioso; algunos causas son:

  • Características propias del ojo: las personas con iris claro cuentan con una menor pigmentación, dejando pasar una mayor cantidad de luz, por lo cual presentan una mayor susceptibilidad a presentar fotofobia.
  • Traumatismos: la lesión de la córnea aumenta la sensibilidad a la luz.
  • Patologías oculares: tales como uveítis o iritis.
  • Patologías neurológicas: como en casos de migraña.
  • Consumo de ciertos fármacos y drogas: alteran el sistema nervioso aumentando la sensibilidad a la luz.

La fotofobia puede asociarse a otros signos y síntomas tales como:

  • Lagrimeo excesivo.
  • Visión borrosa.
  • Dolor de cabeza.
  • Rigidez de nuca.
  • Picor en los ojos.
  • Enrojecimiento ocupar.

Cuando se tiene conocimiento de que la fotofobia no es debida a alguna enfermedad, se pueden tomar ciertas medidas de prevención, como lo son:

  • Evitar la luz del sol.
  • Usar lentes de sol polarizados.
  • Atenuar la intensidad de luz en la habitación.
¿Cuándo acudir urgentemente al médico?

Cuando además de sensibilidad a la luz presente:

  • Dolor de cabeza.
  • Dolor ocular.
  • Enrojecimiento ocular.
  • Lagrimeo.
Tratamiento
  • Evitar la Luz
  • Uso de Lentes para el Sol
  • Mantener los Ojos Cerrados
  • Oscurecer la Habitación
Contenido Relacionado