Nuestro médico responde

Cuando se convive con dolor crónico todos los aspectos de la vida se ven afectados de alguna manera, alguno niveles comprometidos son:


  • Individual o personal: la persona que convive con dolor presenta limitación en sus actividades diarias, lo cual genera irritabilidad constante, cambios de humor y aislamiento. A pesar de que la persona se da cuenta de estos cambios, es necesario que pueda  expresar lo que siente y busque ayuda con su red de apoyo (familiares y amigos) y sistema de salud, para evitar caer en un cuadro de depresión y aislamiento lo cual incrementaría la presencia de dolor.
  • Sexual: la presencia de dolor y el temor a que se presente más dolor durante las sexuales, genera un distanciamiento entre la pareja. En este caso es importante que haya una adecuada comunicación con la pareja, para que comprenda el dolor que presenta, además de iniciar terapia de pareja o sexual.
  • Familiar: en este aspecto se pueden afectar las relaciones entre el paciente y sus familiares cercanos, esto puede generarse por los cambios de humor que presenta la persona con dolor, y la falta de comprensión por parte de los familiares de lo que significa convivir con dolor crónico.  Para fortalecer las relaciones familiares y mejorar la comunicación se puede promover la participación de la familia en sesiones de psicología, acompañar a su familiar a la consulta médica para comprender la situación en la cual se encuentra.
  • Laboral: la presencia de dolor puede disminuir su productividad, evitar el realizar ciertas actividades requeridas dentro del trabajo. Para manejar esto se debe tener en cuenta mantener al empleador comunicado acerca de la presencia del dolor y su tratamiento, de esta forma  se buscará que las actividades que realice dentro de su actividad laboral no impacten en la presencia del dolor.
  • Educativo: en este aspecto puede presentarse una disminución del rendimiento académico, inasistencias a clase, dificultades para concentrarse o estudiar por presencia de dolor. Para disminuir el impacto en este campo es importante adherirse al tratamiento instaurado, fomentar la comunicación entre compañeros, familiares y profesores.


En términos generales un principio básico del dolor es mantener una buena comunicación con la persona que presenta el dolor para comprender su condición, seguir las indicaciones médicas, y cumplir con el manejo analgésico. A esto debe añadirse la realización de terapia psicológica, conductual, ocupacional, entre otras.


Conozca más recomendaciones para manejar el dolor crónico (aquí).

Contenido Relacionado

¿Qué hacemos?

Logo 1doc3

1DOC3 es la plataforma en la que doctores verificados responden tus inquietudes de salud online las 24 horas del día. Tus preguntas son anónimas.