Definición

La infección por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) es causada por el virus del mismo nombre; este virus ataca las células del sistema de defensa (especialmente los linfocitos CD4) del cuerpo y las usa para replicarse; el virus puede tardar años en dañar por completo el sistema.

El virus se transmite al tener contacto con cualquiera de los siguientes fluidos corporales infectados:

  • Sangre
  • Semen
  • Líquido preseminal
  • Fluidos rectales
  • Fluidos vaginales
  • Leche materna

A partir de lo anterior podemos decir que las principales vías de transmisión son:

  • Transfusión sanguínea, esta es la forma más "efectiva" de contagiarse con VIH, sin embargo, es poco frecuente en la actualidad dado que en muchos países se realizan pruebas para detectar la presencia del virus en sangre.
  • Transmisión madre a hijo, es la segunda forma más "efectiva" de contagiarse, sin embargo, para mitigar este riesgo, en muchos países se han implementado protocolos de detección del virus en los controles prenatales e incluso la realización de pruebas en el momento del parto, con el fin de que si la madre tiene la infección reciba tratamiento y el niño pueda recibir profilaxis a tiempo para evitar la transmisión. Lo anterior también disminuye la probabilidad de la transmisión a través de la lactancia dado que se detectan los casos antes de que esta ocurra.
  • Sexo anal receptivo, se considera la principal forma de transmisión del VIH en la actualidad, es la práctica sexual con mayor riesgo de contagio.
  • Sexo anal insertivo, es la segunda forma de transmisión sexual con mayor riesgo de contagio.
  • El sexo por vía vaginal, tiene un riesgo bajo, siendo este ligeramente mayor para quien es receptivo que para quien es insertivo.
  • El sexo oral tanto receptivo como insertivo tiene un riesgo más bajo que el sexo vaginal para la transmisión del virus.

Se recomienda que las personas que tiene algún factor de riesgo para VIH se realicen una prueba para su detección; se sabe que el diagnóstico y tratamiento tempranos tienen un impacto importante en el control de la infección.

El condón es la estrategia más efectiva para prevenir la transmisión del virus; sin embargo, vale la pena anotar que en la actualidad existen medicamentos para la prevención de la infección (profilaxis) que se pueden usar tanto antes (PrEP) como después de la exposición al virus (PEP).

  • Se usa antes en personas que tiene muy alto riesgo de contagio bien sea porque tienen relaciones con una persona con VIH o porque tienen múltiples parejas, con estado desconocido y sin uso de condón.
  • Se usa después cuando se ha tenido un contacto de alto riesgo, que puede ser una relación consentida, abuso sexual o exposición ocupacional, en este caso se tienen 72 horas para el inicio de la profilaxis.

Cuando el VIH afecta el sistema de defensa de manera importante pone en peligro a la persona infectada de sufrir infecciones e incluso algunos tipos de cáncer que normalmente las personas podrían combatir, cuando esto ocurre la persona llega a la etapa tardía de esta infección que es el SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida).



NIVEL DE URGENCIA
Se debe ir en los próximos días

¿Cómo se manifiesta?

Una persona con esta enfermedad puede presentar:
Recuerda que aunque tengas uno o más de estos síntomas, debes confirmar el diagnóstico con tu médico.

Signos de alarma

Los siguientes signos y síntomas indican que debes acudir al servicio de urgencias, si la enfermedad ya es una urgencia acude inmediatamente o en horas:

Prevención

Previene esta enfermedad con estas recomendaciones:

  • Abstinencia Sexual
  • Uso de Condón en Todas las Relaciones Sexuales
  • No Compartir Agujas
  • Evitar Consumir Drogas Inyectadas

Estos procedimientos podrían ser recomendados por tu médico para prevenir esta enfermedad:

Complicaciones

Sin el tratamiento adecuado, esta enfermedad puede causar:

Contenido Relacionado