ENFERMEDAD

Diabetes Mellitus Tipo 2

También conocido como:

Hiperglucemia, Diabetes Mellitus No Insulinodependiente.

Definición

Es una enfermedad metabólica común, que se caracteriza por hiperglucemia (cantidad de azúcar o glucosa elevada en sangre), debido a un déficit en la secreción de insulina, defecto en su acción o ambas. La insulina es una hormona que se produce en el páncreas, regula la cantidad de azúcar en la sangre y permite que este metabolito entre en las células y se aproveche en los procesos de síntesis con gasto de energía. En etapas iniciales de la enfermedad, la tolerancia a la glucosa sigue siendo casi normal, a pesar de la resistencia a la insulina, porque el páncreas logra la compensación al incrementar la producción de la hormona, sin embargo, llega a un punto, donde las células del páncreas se vuelven insuficientes y el cuerpo permanece en hiperglucemia. La enfermedad es poligénica y multifactorial, porque además de la susceptibilidad genética (padres diabéticos) tienen importancia factores ambientales (como obesidad, nutrición y actividad física) para expresar la enfermedad. Los síntomas más comunes son sed excesiva, micciones frecuentes, hambre continua y pérdida de peso, aunque en la mayoría de los casos, estos pasan desapercibidos y el diagnóstico se realiza cuando aparecen sus complicaciones (disfunción y daño en múltiples órganos) El diagnostico se realiza mediante la determinación de la cantidad de glucosa en sangre, la Asociación Americana de Diabetes estipula que son: - Glucemia plasmática > 200 mg/dL en cualquier momento del día, asociado a los síntomas ya mencionados. - Glucemia en ayunas > 126 mg/dL, trascurrido más de 8 horas de la última ingesta de alimentos. - Glucemia alterada en pruebas de sobrecarga oral de glucosa. El tratamiento tiene como pilar fundamental la terapia nutricional y el ejercicio físico. La dieta del paciente diabético debe ser variada y equilibrada consumiendo solo la cantidad de calorías ajustadas a sus necesidades, fraccionando los carbohidratos en 5 a 6 comidas al día. El ejercicio físico debe ser regular, aeróbico, 2 a 3 veces por semana. Si con las medidas antes mencionadas no se logra controlar la glucemia, se debe iniciar con fármacos antidiabetógenos orales, entre estos la metformina. Si aún así no se controla, se indica tratamiento con insulina. La diabetes mellitus se complica con patologías como la enfermedad renal crónica, retinopatía y neuropatía, pudiendo llegar el paciente a necesitar diálisis o quedar ciego, por lo que el control metabólico es muy importante. A parte de las complicaciones crónicas, la diabetes puede hacer complicaciones agudas, el coma hiperosmolar y cetoacidosis diabética, que ponen en riesgo la vida del paciente. La prevención se basa en mantener hábitos de vida saludable.
NIVEL DE URGENCIA
Se debe ir en los próximos días

¿Cómo se manifiesta?

Una persona con esta enfermedad puede presentar:
Recuerda que aunque tengas uno o más de estos síntomas, debes confirmar el diagnóstico con tu médico.

Signos de alarma

Los siguientes signos y síntomas indican que debes acudir al servicio de urgencias, si la enfermedad ya es una urgencia acude inmediatamente o en horas:

Prevención

Previene esta enfermedad con estas recomendaciones:

  • Ejercicio Físico
  • Realizar una Dieta Balanceada

Bajo la supervisión de tu médico, estos medicamentos podrían ayudarte a prevenir esta enfermedad:

  • Metformina
  • Vitamina D
  • Pravastatina
  • Orlistat
  • Tiazolidinedionas
  • Acarbosa

¿Qué puedo hacer para manejarlo desde casa?

  • Ejercicio Físico
  • Realizar una Dieta Balanceada

Complicaciones

Sin el tratamiento adecuado, esta enfermedad puede causar:

Contenido Relacionado