ENFERMEDAD

Intolerancia a la Lactosa

También conocido como:

Absorción Insuficiente de la Lactosa.

Definición

La intolerancia a la lactosa es un trastorno del tracto gastrointestinal debida a un déficit de lactasa, que es la enzima que degrada la lactosa (el azúcar que se encuentra en la leche de vaca), en el que la lactosa no se absorbe en el intestino delgado y llega intacta al colon, por lo que las bacterias del colon fermentan la lactosa no absorbida lo que produce una gran cantidad de agua a la luz intestinal, provocando una diarrea acuosa, gases y distensión abdominal después de comer o beber productos lácteos.


Tipos:

- Intolerancia a la lactosa primaria: la lactasa disminuye drásticamente, lo que hace que los productos lácteos resulten difíciles de digerir en la edad adulta.

- Intolerancia a la lactosa secundaria: Esta forma de intolerancia a la lactosa se produce cuando el intestino delgado disminuye la producción de lactasa después de una enfermedad, lesión o cirugía que afecte a dicho órgano.

- Intolerancia a la lactosa congénita o del desarrollo: Es poco frecuente, se debe a una ausencia total de actividad de la lactasa.

NIVEL DE URGENCIA
Se debe ir en las próximas semanas o meses

¿Cómo se manifiesta?

Una persona con esta enfermedad puede presentar:
Recuerda que aunque tengas uno o más de estos síntomas, debes confirmar el diagnóstico con tu médico.

Signos de alarma

Los siguientes signos y síntomas indican que debes acudir al servicio de urgencias, si la enfermedad ya es una urgencia acude inmediatamente o en horas:

  • Boca Seca
  • Desorientación
  • Deshidratación
  • Pérdida de la Consciencia
  • Ausencia de Orina

¿Qué puedo hacer para manejarlo desde casa?

  • Evita Consumir Productos Lácteos

Complicaciones

Sin el tratamiento adecuado, esta enfermedad puede causar:

  • Deshidratación
Contenido Relacionado