ENFERMEDAD

Queratitis

También conocido como:

Inflamación Corneal.

Definición

La queratitis es la inflamación de la córnea (capa transparente que cubre el iris y la pupila) que produce dolor intenso, enrojecimiento del ojo afectado y afecta la visión. Esta enfermedad puede ser ocasionada por múltiples causas, como infecciones (bacterianas, virales, parasitarias, fúngicas), cuerpos extraños, exposición (inadecuado cierre de los parpados), fotoqueratitis (radiación ultravioleta) o reacciones alérgicas graves (queratoconjuntivitis primaveral). En condiciones normales, la córnea es una capa transparente que protege el iris y la pupila, es muy sensible; al inflamarse las capas del epitelio que la conforman se desordenan y se pierde la transparencia y con esto puede disminuir la agudeza visual, por lo cual es importante el tratamiento oportuno de esta patología que tiene complicaciones graves como la ceguera.
NIVEL DE URGENCIA
Se debe ir en los próximos días

¿Cómo se manifiesta?

Una persona con esta enfermedad puede presentar:
Recuerda que aunque tengas uno o más de estos síntomas, debes confirmar el diagnóstico con tu médico.

Signos de alarma

Los siguientes signos y síntomas indican que debes acudir al servicio de urgencias, si la enfermedad ya es una urgencia acude inmediatamente o en horas:

  • Sensación de Cuerpo Extraño en la Córnea
  • Dolor Ocular Intenso
  • Disminución de la Agudeza Visual
  • Evidencia de Cuerpo Extraño en la Córnea

Prevención

Previene esta enfermedad con estas recomendaciones:

  • No Frotar los Ojos en Presencia de Cuerpo Extraño
  • Lavado de Manos Antes de Manipular los Lentes de Contacto
  • Retirar los Lentes de Contacto para Dormir
  • Usar Soluciones Estériles para el Cuidado de los Lentes de Contacto
  • Uso de Lentes de Seguridad
  • Reemplazo Frecuente de Lentes de Contacto
  • Evitar el Uso Prolongado de Esteroides Tópicos Oculares

Bajo la supervisión de tu médico, estos medicamentos podrían ayudarte a prevenir esta enfermedad:

  • Lubricantes Oculares

Complicaciones

Sin el tratamiento adecuado, esta enfermedad puede causar:

  • Ulceras Corneales
  • Cicatrices Corneales
  • Disminución Temporal o Permanente de la Agudeza Visual
  • Infecciones Crónicas de la Córnea
  • Pérdida de la Visión
Contenido Relacionado