Definición

Las fístulas vaginales son comunicaciones anormales que se pueden presentar entre la vagina y la vejiga, la vagina y los ureteres, la vagina y la uretra o la vagina y el recto. La mayoría de fístulas se presentan como consecuencia de un defecto en la cicatrización, como isquemia posterior a un trauma o lesión de los tejidos de la vagina. Las fístulas se clasifican según su tamaño y localización, por lo que hay fístulas vaginales altas (ubicadas en la parte proximal de la vagina), vaginales bajas (ubicadas en la parte distal de la vagina), y mediovaginales (ubicadas en el centro). También se pueden clasificar como fístulas de alto riesgo si su tamaño es mayor de 4 cm, compromete uretra, ureteres o recto, y si vuelve a formarse luego de una reparación fallida. También se pueden clasificar según la distancia del extremo distal de la fístula al meato uretral externo, y subclasificarse según el tamaño de la fístula, la extensión de la cicatrización relacionada, la longitud vaginal, u otras características.
NIVEL DE URGENCIA
Se debe ir en las próximas semanas o meses

¿Cómo se manifiesta?

Una persona con esta enfermedad puede presentar:
Recuerda que aunque tengas uno o más de estos síntomas, debes confirmar el diagnóstico con tu médico.

Signos de alarma

Los siguientes signos y síntomas indican que debes acudir al servicio de urgencias, si la enfermedad ya es una urgencia acude inmediatamente o en horas:

  • Fiebre
  • Flujo Vaginal Purulento
  • Sangrado Vaginal Intenso

Complicaciones

Sin el tratamiento adecuado, esta enfermedad puede causar:

  • Incontinencia Urinaria
  • Infecciones Vaginales
  • Incontinencia Fecal
Contenido Relacionado