Pregunta médica

Preguntado por Mujer de 31 años

10,166 vistas
Nuestro médico responde
La ducha post-entrenamiento tiene beneficios tanto higiénicos como para el rendimiento físico.

La forma más eficaz de conseguir este propósito es otorgándole al cuerpo una ducha caliente que llegue al límite que podamos tolerar (más o menos 40 grados) de 2 a 5 minutos y posteriormente pasar a agua fría durante 1 minuto aproximadamente. Este proceso se debe realizar 3 veces.

Los beneficios de la ducha caliente son: Aumenta la vasodilatación y por ende el riego sanguíneo a los músculos es mayor, genera limpieza de la piel, favorece la recuperación localizada.

Los beneficios de la ducha fría son: estabilizar el ritmo cardiaco, efecto tonificante, reduce la inflamación. Se debe finalizar con agua fría la rutina.

Antes de pasar a la ducha es muy importante el enfriamiento. 
Contenido Relacionado

¿Qué hacemos?

Logo 1doc3

1DOC3 es la plataforma en la que doctores verificados responden tus inquietudes de salud online las 24 horas del día. Tus preguntas son anónimas.