Definición

El glaucoma es una enfermedad crónica de los ojos, que se manifiesta principalmente por alteraciones en el nervio óptico, generalmente producidas por aumento de la presión al interior del ojo, generada por acumulación del humor acuoso; este aumento de la presión favorece que se produzcan lesiones en el nervio óptico, el nervio encargado de procesar la visión. El humor acuoso es un líquido que se encuentra en la cámara anterior del ojo y sirve para llevar nutrientes a la córnea y el cristalino. Este líquido se produce en la cámara posterior, por parte de los cuerpos ciliares y circula a través de la pupila a la cámara anterior; cuando se altera el drenaje, se acumula el líquido y por lo tanto, aumenta la presión. Por lo general, no presenta ningún síntoma en sus etapas iniciales, sin embargo, sin el tratamiento adecuado puede provocar ceguera irreversible. Existen 2 tipos de glaucoma, según el sistema de drenaje afectado: 1. Glaucoma de Ángulo Abierto: Se denomina así porque tiene un ángulo amplio y abierto entre el iris y la córnea. Es la forma más frecuente de glaucoma, y representa al menos el 90 % de todos los casos. Es causado por la obstrucción lenta de los canales de drenaje, dando como resultado el aumento de la presión intraocular (PIO). Cursa sin síntomas, por lo que no hay señales de advertencia temprana. Con una detección precoz, responde bien a los medicamentos. 2. Glaucoma de Ángulo Cerrado: En este tipo de glaucoma, el ángulo entre el iris y la córnea está cerrado, generando aumento de la presión ocular, la cual puede ser repentina (un ataque agudo de ángulo cerrado) o progresiva. En los casos de ataque agudo, la presión intraocular aumenta bruscamente y ocasiona los síntomas como dolor intenso, visión borrosa, dolor de cabeza, visión de halos de luz, pudiendo ocasionar un daño permanente que requiere atención médica inmediata. El tratamiento del glaucoma de ángulo cerrado incluye en su mayoría un procedimiento quirúrgico. La mayoría de los otros tipos de glaucoma son variaciones de los tipos de ángulo abierto o de ángulo cerrado. Entre los que se encuentran: 1. Glaucoma de Tensión Normal o Tensión Baja: En este tipo de glaucoma, el nervio óptico se daña incluso cuando la presión intraocular no se encuentra elevada. La causa aún se desconoce. Las personas con mayor riesgo de padecer este tipo de glaucoma son aquellos que tienen antecedentes familiares de este tipo de glaucoma, ascendencia asiática y las personas con antecedentes de enfermedad cardíaca. 2. Glaucoma Congénito: Se presenta en los lactantes. Esta es una enfermedad poco frecuente que puede ser hereditaria. Es el resultado del desarrollo incorrecto o incompleto de los canales de drenaje del ojo durante el período de desarrollo embrionario. 3. Glaucoma Secundario: Puede ser secundario a un traumatismo ocular, inflamación, un tumor o en casos avanzados de cataratas o diabetes. También puede ser provocado por ciertos fármacos como los esteroides. Esta forma de glaucoma puede ser leve o grave. El tipo de tratamiento dependerá de si es glaucoma de ángulo abierto o de ángulo cerrado. 4. Glaucoma Pigmentario: Se produce cuando el iris (la zona de color del ojo) roza contra la parte anterior del cristalino (nuestra lente natural). Este pigmento se libera del iris y flota en la cámara anterior del ojo depositándose en los canales de drenaje y los obstruye lentamente, esto provoca un aumento de la presión ocular. Es una forma de glaucoma de ángulo abierto. 5. Glaucoma Exfoliativo o Pseudofoliativo: Es la producción patológica y acumulación de un material fibrilar del cristalino, el iris y la córnea. El material se acumula en el ángulo entre la córnea y el iris y puede obstruir los canales de drenaje del ojo, ocasionando así el aumento de la presión ocular. 6. Glaucoma Neovascular: Ocurre por la aparición de nuevos vasos sanguíneos a nivel del iris y la córnea, formando una malla trabecular sobre los canales de drenaje del ojo, ocasionando el aumento de la presión intraocular. Está asociado con otras alteraciones, como la diabetes. Es un glaucoma de ángulo cerrado. 9. Glaucoma Traumático: Ocasionado por una lesión en el ojo. Esta forma de glaucoma de ángulo abierto se puede producir inmediatamente después de la lesión o desarrollarse años más tarde. Puede ser ocasionado por lesiones contusas o penetrantes en el ojo.
NIVEL DE URGENCIA
Se debe ir en los próximos días

¿Cómo se manifiesta?

Una persona con esta enfermedad puede presentar:
  • Dolor de los Párpados
  • Vómito
  • Enrojecimiento del Ojo
  • Inyección Conjuntival
  • Pérdida Repentina de la Vista
  • Inyección Ciliar
  • Visión Borrosa
  • Fotofobia
  • Dolor de Cabeza Severo
  • Naúseas
  • Dolor Ocular Intenso
  • Visión de Halos de Luz
  • Turbidez Corneal
  • Presión Intraocular Alta
Recuerda que aunque tengas uno o más de estos síntomas, debes confirmar el diagnóstico con tu médico.

Signos de alarma

Los siguientes signos y síntomas indican que debes acudir al servicio de urgencias, si la enfermedad ya es una urgencia acude inmediatamente o en horas:

  • Ojo Rojo
  • Inyección Conjuntival
  • Pérdida Repentina de la Vista
  • Midriasis
  • Inyección Ciliar
  • Visión Borrosa
  • Dolor Ocular Intenso

¿Qué puedo hacer para manejarlo desde casa?

  • Reducir la Administración Prolongada de Corticoesteroides

Complicaciones

Sin el tratamiento adecuado, esta enfermedad puede causar:

  • Ceguera Irreversible
Contenido Relacionado