Artículo

¿Planeas tu embarazo? Apunta estas claves

Ginecología 639 veces leída

Esta, sin duda, debe ser una etapa feliz y tranquila para todas las mujeres. Sin embargo, esto no siempre sucede. Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, diariamente mueren alrededor de 830 mujeres en el mundo por causas prevenibles relacionadas con la gestación y el parto, buena parte de ellas prevenibles. De acuerdo con Manuel Ayala, epidemiólogo y máster en salud pública, hay una serie de acciones que favorecen un embarazo saludable, “identificar los diversos servicios médicos que ofrecen las EPS, tener información y preparación adecuada antes de la concepción, y aprender a detectar cualquier signo anormal que se presente durante las últimas semanas de la gestación son algunas de ellas”. 

A continuación, el especialista señala la ruta que puede garantizar un embarazo exitoso.

Ve al médico antes de concebir. Una vez que una mujer ha decidido ser madre, debe asistir a la consulta pre-concepcional para que el médico evalúe su estado de salud y tome medidas preventivas para evitar complicaciones que puedan perjudicar su embarazo y la vida del bebé. En ocasiones, este paso suele omitirse, pero es fundamental para comenzar este camino de la mejor manera posible.

Lee también: Planear el embarazo puede prevenir enfermedades que causan discapacidad

Confirma tu embarazo de forma temprana. Los cambios en los senos, las náuseas o vómitos, la fatiga y la ausencia de menstruación a partir de la cuarta semana después del último periodo, son cambios físicos que pueden significar un posible embarazo. El especialista invita a las mujeres a realizarse la prueba de sangre ya que, a partir de la séptima semana, es la herramienta más precisa para confirmar la sospecha de un embarazo.

Vacúnate si es necesario. A partir del primer control prenatal el doctor va a pedirle a la mujer una ecografía, así como exámenes en sangre y orina que permitirán conocer algunos indicadores sobre el proceso de gestación y las posibles complicaciones que se puedan presentar. Además, durante esta revisión se identifica si la madre tiene todas las vacunas o si es necesario aplicar algunas de ellas. “Existe el mito de que las madres no se pueden vacunar durante el embarazo, pero esto no es cierto, al contrario, lo deben hacer para prevenir enfermedades relacionadas con el desarrollo del bebé”, explica Ayala.

Lee también: 5 claves para tener un embarazo saludable

Come para dos, no por dos. Uno de los aspectos que más se debe cuidar en el embarazo es la alimentación. La gestación les permite a las mujeres comer para dos, pero no por dos. Ayala explica que entre más crece el útero, más se disminuye el estómago. “La embarazada debe mantener un control adecuado de su peso por medio de una dieta que sea rica en proteínas, frutas, verduras y leche”.

Aumenta la resistencia cardiovascular. No existe un ejercicio más recomendable durante el embarazo -y que prepare mejor a la mujer para el parto- que caminar durante 15 minutos diarios a paso rápido. Tiene un gran impacto porque la futura madre logra quemar calorías, mejorar su acondicionamiento mental y físico para llegar al parto y aumentar su capacidad de soportar las contracciones. “Para el parto no se requiere fortaleza física sino resistencia cardiovascular. Por esta razón, las caminatas cortas son apropiadas para preparar a las mujeres para este gran momento”, afirma el experto.

Recuerda que es mejor prevenir que lamentar. La ecografía del segundo trimestre es el momento indicado para tomar acción porque permite identificar anomalías en el desarrollo del bebé, verificar si hay malformaciones congénitas y evaluar si tiene un crecimiento adecuado de su corazón. Es fundamental identificarlas precozmente porque muchas de las malformaciones se pueden corregir, sobre todo, las de tipo cardiaco.

Vigila a estos tres enemigos. El 95% de las complicaciones que se producen en el embarazo son causadas por tres patologías que incluso pueden llevar a la muerte a la gestante:

  1. Diabetes gestacional:produce bebés muy grandes o con retardo de crecimiento intrauterino (muy pequeños). También provoca la terminación anticipada del parto. Se evita controlando el peso y los niveles de azúcar.
  2. Hipertensión: Empieza desde la semana 20 y también produce retardo intrauterino y partos anticipados. Se previene controlando las cifras de tensión arterial.
  3. Complicaciones de tipo infeccioso. Infecciones como la corioamnionitisproducen la terminación precoz del embarazo. Se previene a través de la identificación temprana de síntomas y signos como el dolor para orinar y el oscurecimiento de la orina.

Descarta problemas previos al parto. La ecografía del tercer trimestre le permite al médico identificar anomalías en cuanto al nacimiento y anticipar si el bebé puede nacer por vía vaginal o si se tiene que programar una cesárea. Esto se define al analizar la posición, la relación del bebé con su cordón umbilical y el tamaño del bebé previo al parto. 

Lee también:  ¿Mamá primeriza? Cómo enfrentar los temores más frecuentes

Reconoce signos de alarma. Hay cambios que ocurren después de la semana 35 y que son absolutamente normales como mayor cansancio, mucho sueño y falta de fortaleza generalizada en el cuerpo. Hay otros cambios, sin embargo, que se deben considerar como motivos de alarma:

  • Cualquier inflamación de los pies por encima del tobillo.
  • Escuchar ruidos.
  • Ver luces.
  • Dolor fuerte en la boca del estómago.

Estos pueden ser síntomas de preeclampsia, una alteración asociada al aumento de la tensión. Además, agrega Ayala que si las mujeres tienen tres contracciones en diez minutos significa que, finalmente, ha comenzado el trabajo de parto. 

Para conocer más de este y otros temas, visita de manera gratuita y anónima 1DOC3 y haz tus preguntas.

Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com