Nuestro médico responde
Este es uno de esos mitos que si bien tiene algún respaldo científico, no se debe tomar al pie de la letra. Lo que sucede es que después de comer o ingerir una buena cantidad de alimentos, una parte importante del flujo sanguíneo se redistribuye hacia el aparato digestivo para hacer la digestión. Entonces vamos a tener una buena cantidad de sangre ocupada en esa tarea y al ingresar a la piscina normalmente requerimos de cierta actividad para nadar, para no hundirnos, etc. Si ponemos a funcionar los músculos activamente y al mismo tiempo estamos en digestión lo más probable es que el organismo deje de hacer una de las 2 y terminemos vomitando o con un calambre. De otra manera no existe ningún problema con ingresar a la piscina pero estando inactivo: por ejemplo estando sentado, en un jacuzzi, en un lugar pando, estando cómodo, etc. Entonces para resumir no importa sumergirse o no, sino la actividad o descanso dentro del agua.
Contenido Relacionado

¿Qué hacemos?

Logo 1doc3

1DOC3 es la plataforma en la que doctores verificados responden tus inquietudes de salud online las 24 horas del día. Tus preguntas son anónimas.