SÍNTOMA

Pérdida de la Fuerza

También conocido como:

Pérdida de la Fuerza Múscular, Fatiga Crónica, Adinamia.

Definición

La pérdida de fuerza o también conocida como adinamia, tal como su nombre lo indica, hace referencia a la disminución o pérdida de la fuerza principalmente muscular, de forma general o de algún segmento corporal en particular; representado también por ausencia de movimiento, de reacción, fatiga, malestar general e incluso alteraciones del patrón del sueño. 

Este síntoma puede adjudicarse a trastornos sistémicos o psicológicos, entre ellos:

  • Anemia.
  • Desnutrición.
  • Lupus Eritematoso Sistémico.
  • Hipotiroidismo.
  • Infecciones crónicas.
  • Depresión. 
  • Fármacos.
  • Enfermedad de Gamstorp.

Se puede clasificar en:

  • Real: pérdida de la fuerza o disminución de las capacidades producto de alguna enfermedad sistémica conocida. 
  • Percibida: es aquella cuando el paciente tiene la percepción de pérdida o disminución de la fuerza y en este caso el diagnostico es más complicado.

El tratamiento se encuentra orientado de acuerdo a la causa, de allí la importancia de identificarla a tiempo y tomar las medidas terapéuticas oportunas.

¿Cuándo acudir urgentemente al médico?

Debe acudir al servicio de urgencias cuando además de pérdida de la fuerza presente:

  • Sensación de hormigueo.
  • Confusión.
  • Espasmos musculares.
  • Pérdida del equilibrio.
Tratamiento
Contenido Relacionado