PROCEDIMIENTO

Aspirado de Médula Ósea

También conocido como:

AMO, Biopsia de Médula Ósea.


Descripción

El Aspirado de Médula Ósea, es un procedimiento mediante el cual, con una aguja gruesa o "trocar", se obtiene una muestra del contenido interno o blando del hueso de la cadera (principalmente, ya que también se puede realizar en el esternón (menos frecuente), en su parte más superior, para estudiar las células que allí se producen.

Se utiliza para diagnosticar enfermedades tanto de la sangre (porque en ese lugar se forman y maduran los glóbulos rojos y blancos de nuestro sistema), así como enfermedades propias del hueso.

Se puede realizar en personas de cualquier edad y de manera conjunta, se toman muestras para estudiar tanto las células en extendidos de sangre, o en forma de biopsia o bloque de tejido.

NIVEL DE URGENCIA
Este procedimiento es ambulatorio
Preparación

Se buscará tener al paciente en un ambiente tranquilo; explicando de manera detallada la técnica a realizar y sus posibles complicaciones.

  • Es de vital importancia contar con el consentimiento informado firmado por el paciente y testigos del mismo, o en caso de menores de edad, por sus padres.
  • Se deberá detener el consumo de antiagregantes plaquetarios (por ejemplo: ácido acetilsalicílico) o anticoagulantes, hasta 7 días antes del procedimiento.

¿Qué se siente durante el procedimiento?

El paciente puede sentir un poco de presión en la zona, sin embargo, no existirá dolor porque se aplica anestésico y analgésico previo.


¿Qué esperar después del procedimiento?

Luego del procedimiento puede presentar:

  • Hormigueo en el miembro inferior que se relaciona al sitio de punción, que dura algunos minutos.
  • Leve dolor y equimosis (moretón) en la zona de la punción, durante varios días.

Puede ser necesario ingreso y observación hospitalaria, dependiendo de cómo transcurra el procedimiento y las condiciones del paciente.


Contenido Relacionado