ENFERMEDAD

Desprendimiento de Placenta

También conocido como:

Ablatio Placentae, Abruptio de Placenta, Desprendimiento Prematuro de Placenta, Abruptio Placentae.

Definición

El desprendimiento de placenta corresponde a una separación prematura parcial o total de la placenta del útero. La placenta es un elemento fundamental para mantener el bienestar del feto, por lo cual esta condición es altamente riesgosa para el feto y la madre. El despredimiento de placenta puede presentarse a partir de las 20 semanas de gestación y se presenta clínicamente con sangrado vaginal y dolor abdominal asociados al aumento de las contracciones uterinas y una frecuencia fetal alterada. Dependiendo de la gravedad de los síntomas y de ciertos parámetros clínicos, el desprendimiento de placenta se clasifica en leve, moderado o grave. Existen varios factores asociados que pueden favorecer a que ocurra el desprendimiento de la placenta, como lo son hipertensión arterial materna, traumatismos (caídas, accidentes de tránsito), tabaquismo, consumo de alcohol o de cocaína, cordón umbilical corto, ruptura prematura de membranas, parto gemelar, fibromas retroplacentarios, antecedentes de desprendimiento de placenta en embarazos previos, corioamnionitis, edad materna de más de 35 o menor de 20 años y hematoma subcoriónico.
NIVEL DE URGENCIA
Se debe ir ¡inmediatamente!

¿Cómo se manifiesta?

Una persona con esta enfermedad puede presentar:
  • Taquicardia Fetal
  • Frecuencia Fetal
  • Sangrado Vaginal
  • Contracciones Uterinas Anormales
  • Dolor Abdominal Intenso
Recuerda que aunque tengas uno o más de estos síntomas, debes confirmar el diagnóstico con tu médico.

Signos de alarma

Los siguientes signos y síntomas indican que debes acudir al servicio de urgencias, si la enfermedad ya es una urgencia acude inmediatamente o en horas:

  • Sangrado Vaginal
  • No Sienta a su Bebé
  • Sangrado Vaginal Intenso
  • Dolor Abdominal Intenso

Prevención

Previene esta enfermedad con estas recomendaciones:

  • No Uso de Drogas Psicoactivas
  • Asistir a Controles Prenatales
  • No Fumar

Estos procedimientos podrían ser recomendados por tu médico para prevenir esta enfermedad:

  • Controles Médicos Regulares

¿Qué puedo hacer para manejarlo desde casa?

  • Cuantificación de la Pérdida de Sangre
  • Monitoreo de Signos Vitales

Complicaciones

Sin el tratamiento adecuado, esta enfermedad puede causar:

Contenido Relacionado