Artículo

5 causas frecuentes del dolor de cabeza

Medicina General 2027 veces leída

Dolor de Cabeza

En algunos casos puede solucionarse con analgésico, en otros más severos, es importante que el paciente le ayude a identificar al especialista las razones de la cefalea.

Con seguridad, en la vida nadie se ha escapado a un dolor de cabeza o cefalea, como también se le conoce. Según los expertos, este es el tipo de dolor más común y una de las razones principales por las que las personas se toman espacios de trabajo o académicos para acudir al médico.

Está claro que los dolores de cabeza no son iguales en todas las personas y, en términos generales, se clasifican en primarios y secundarios, lo que permite comprender los síntomas e identificar las señales de alarma.

En el caso de los primarios, están relacionados con predisposición genética y condiciones biológicas de cada persona. Entre los más frecuentes están la migraña y la cefalea tensional o muscular. Esta última, según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, ocurre por la tensión que se hace en los músculos de los hombros, del cuello, del cuero cabelludo y de la mandíbula. “Suele relacionarse con el estrés, la depresión o la ansiedad. Usted podría tener una tendencia a tener este tipo de dolor de cabeza si trabaja demasiado, no duerme lo suficiente, se salta comidas o bebe bebidas alcohólicas”.

Respecto a los dolores de cabeza secundarios, se sabe que son provocados por lesiones que alteran la presión dentro del cráneo y entre sus causas se cuentan tumores cerebrales, infecciones, hemorragias o trombosis

“Las estadísticas así lo demuestran. En un año, más del 70% de la población sufre algún tipo de dolor de cabeza, 7% busca ayuda médica y cerca del 3% de las consultas a urgencias son por la misma causa”, asegura Remberto Burgos, neurocirujano de Colsanitas.

Añade el especialista que así se trate de un dolor leve o severo, es recomendable prestar atención al momento en que aparece, las circunstancias, la duración, los momentos en que peor se siente y la frecuencia, para así ayudarle al experto a encontrar el tratamiento más indicado.  Es importante ir a urgencias, cuando el paciente sienta que el dolor aparece de repente y es muy intenso, cuando existen otros síntomas neurológicos como convulsiones o pérdida de la conciencia y si el malestar aparece después de un golpe.

Hay que aclarar, además, que no todos los dolores de cabeza requieren atención médica, sin embargo, es aconsejable buscar ayuda médica inmediata si hay presencia de dolor de cabeza con rigidez en el cuello, fiebre, confusión, dolor en los ojos o los oídos.

Si bien las causas de este dolor son múltiples, es importante conocer algunas de las más frecuentes. Aquí 5 de ellas:

  1. Estrés: es usual que se precipite el dolor de cabeza cuando la persona está tensa, aprensiva y susceptible. Este dolor se caracteriza por ser opresivo en toda la cabeza con sensación de peso. Se agrava con los esfuerzos, la tos o con movimientos bruscos. Su duración es muy variable, puede dar una o varias veces por mes y, a menudo, volverse constante. Se ha visto que afecta más a individuos que tienen sentimientos de inferioridad, son tímidos y demuestran temores y preocupaciones exageradas.
  2. Herencia familiar: uno de los dolores más frecuentes es la migraña o jaqueca. Tiene origen genético y se distingue porque casi siempre se siente en alguna mitad del cráneo, aunque también puede ser bilateral.  Es persistente y palpitante, y se siente un golpeteo que empeora con cualquier esfuerzo físico.
  3. Infección: lo que delata este tipo de dolor de cabeza es que se acompaña de una fiebre alta y malestar general. Algunas veces se producen cambios mentales y convulsiones.
  4. Sinusitis: por lo general, este dolor se acentúa en la noche, pues por la posición horizontal que toman las personas cuando duermen se suelen acumular secreciones. También duele la cara al hacer ejercicio o agacharse. En cambio, se alivia en el día, por el drenaje espontáneo de las secreciones al estar de pie.
  5. Deshidratación: cualquier situación que haga perder líquidos y electrolitos, que bien puede ser una diarrea aguda, vómito repetido, fiebre alta o la misma insolación provoca cefalea intensa. No obstante, esta desaparece cuando la persona se hidrata de nuevo. Esto es lo que ocurre en la resaca o guayabo que aparece tras haber excedido el consumo de alcohol.
Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com