SÍNTOMA

Sensación de Calor

También conocido como:

Calor Súbito, Sofocos.


Definición

Las sensaciones de calor por lo general suelen ser repentinas y con mayor intensidad en el rostro, cuello y tórax y pueden presentarse varias veces durante el día.

El aumento de temperatura repentino puede durar unos segundos o una hora y puede estar acompañado de:

  • Sudoración.
  • Palpitaciones.
  • Náuseas.
  • Ansiedad.
  • Mareo.
  • Debilidad.
  • Enrojecimiento.

El aumento brusco de la sensación de calor se puede denominar también como sofocos y se pueden clasificar de la siguiente forma:

  • Sofocos leves: no duran más de 2 minutos y no se presentan más de 7 veces al día.
  • Sofocos moderados: no duran más de 2 minutos pero se pueden repetir varias veces en el día.
  • Sofocos severos: duran más de 2 minutos y se repiten más de 7 veces al día.

Entre sus causas se encuentran:

  • Premenopausia y menopausia.
  • Emociones fuertes.
  • Cambios bruscos de temperatura.
  • Afecciones en la piel (rosácea).
  • Infecciones urinarias.
  • Medicamentos para control de la diabetes y colesterol.
  • Alimentos picantes, consumo de alcohol.
  • Fiebre alta.

En el caso de aumento de temperatura originado en la menopausia, el estrógeno ha sido el tratamiento posible más común, sin embargo puede tener varios efectos secundarios. 

Evitar los alimentos picantes y condimentados, cafeína y las bebidas alcohólicas, ya que estos pueden desencadenar la sensación súbita de calor.

¿Cuándo acudir urgentemente al médico?

Si presenta:

  • Sudoración profusa crónica.
  • Taquicardia.
  • Palpitaciones.
Tratamiento
Contenido Relacionado