SÍNTOMA

Congestión Nasal

También conocido como:

Rinitis, Rinorrea.

Definición

La congestión nasal se desencadena cuando los tejidos y vasos sanguíneos nasales y de las estructuras adyacentes se inflaman con exceso de líquido y provocan una sensación de obstrucción. 


La congestión nasal puede acompañarse o no de secreción nasal y puede deberse a cualquier cosa que irrite o inflame los tejidos nasales, entre ellas se encuentran:


  • Resfriado común.
  • Sinusitis.
  • Alergias.
  • Humo de tabaco.
  • Alcohol.
  • Uso excesivo de aerosoles nasales.
  • Tabique nasal desviado.
  • Cuerpo extraño en la nariz. 
  • Pólipos nasales.
  • Asma.
  • Apnea del sueño.
  • Trastornos de la glándula tiroides.
  • Humo de tabaco. 


La mejor manera de tratar una congestión nasal con secreción es tratar el trastorno subyacente. Hay dos enfoques básicos para el alivio de los síntomas:


  • Los descongestionantes (aerosoles o comprimidos).
  • Los antihistamínicos (comprimidos).


Los aerosoles descongestionantes generalmente contienen oximetazolina. Los descongestionantes orales incluyen pseudoefedrina. Los aerosoles descongestionantes no se deben usar durante más de un día o dos para evitar el problema de la congestión de rebote.

Posibles causas

¿Qué procedimientos evalúan estos síntomas?

¿Cuándo acudir urgentemente al médico?

Debe acudir al servicio de urgencias cuando además de la congestión nasal presente:


  • Dificultad respiratoria.
  • Fiebre.
  • Cianosis (coloración violácea).

Tratamiento

Recibe la mejor orientación médica.

Dra. Lina Elizabeth Porras Santana
Disponible

Autores

¿Te ha sido útil esta información?
volunteer_activismHa sido útil para 224 personas

Referencias

expand_more
Contenido Relacionado