SÍNTOMA

Congestión Nasal

También conocido como:

Rinorrea, Rinitis.

Definición

La congestión nasal se desencadena cuando los tejidos y vasos sanguíneos nasales y de las estructuras adyacentes se inflaman con exceso de líquido y provocan una sensación de obstrucción. 


La congestión nasal puede acompañarse o no de secreción nasal y puede deberse a cualquier cosa que irrite o inflame los tejidos nasales, entre ellas se encuentran:


  • Resfriado común.
  • Sinusitis.
  • Alergias.
  • Humo de tabaco.
  • Alcohol.
  • Uso excesivo de aerosoles nasales.
  • Tabique nasal desviado.
  • Cuerpo extraño en la nariz. 
  • Pólipos nasales.
  • Asma.
  • Apnea del sueño.
  • Trastornos de la glándula tiroides.
  • Humo de tabaco. 


La mejor manera de tratar una congestión nasal con secreción es tratar el trastorno subyacente. Hay dos enfoques básicos para el alivio de los síntomas:


  • Los descongestionantes (aerosoles o comprimidos).
  • Los antihistamínicos (comprimidos).


Los aerosoles descongestionantes generalmente contienen oximetazolina. Los descongestionantes orales incluyen pseudoefedrina. Los aerosoles descongestionantes no se deben usar durante más de un día o dos para evitar el problema de la congestión de rebote.

¿Cuándo acudir urgentemente al médico?

Debe acudir al servicio de urgencias cuando además de la congestión nasal presente:


  • Dificultad respiratoria.
  • Fiebre.
  • Cianosis (coloración violácea).
Contenido Relacionado