PROCEDIMIENTO

Ecografía Tiroidea

También conocido como:

Ultrasonografía Tiroidea, Ecosonografía Tiroidea.

Descripción

Es un procedimiento mediante el cual se utilizan ondas sonoras para producir imágenes en tiempo real de la glándula tiroides, que se ubica superficial en la cara anterior del cuello. La facilidad de su acceso sumado a la alta calidad de imagen de los equipos ecográficos modernos, hacen al ultrasonido el mejor método de diagnóstico por imagen, aunque su calidad depende de quien lo realice. Se usa un pequeño transductor (sonda) y un gel para ultrasonido para la exposición del cuerpo a ondas acústicas de alta frecuencia. El transductor recoge los sonidos que rebotan y una computadora luego utiliza para crear una imagen, donde se puede apreciar el tamaño y homogeneidad del tejido. En caso de observarse nódulos, se han desarrollado criterios diagnósticos para que en base a sus características, se determina si se trata de una patología benigna o maligna. La mayor ventaja que tiene la ecografía, es que no utiliza radiaciones ionizantes, por lo que es un procedimiento que no causa ningún daño al paciente y se puede usar en todas las edades y condiciones. Sin embargo, la mayor limitación de este examen es que no puede determinar el estado de funcionalidad de la glándula y las lesiones aparentes, por lo que en ocasiones el médico debe recurrir a otros estudios que especifiquen estas características.

NIVEL DE URGENCIA
Este procedimiento es ambulatorio
Preparación

El examen no requiere preparación, solo colaboración del paciente, que debe mantenerse quieto mientras se examina.

¿Qué se siente durante el procedimiento?

La persona debe sentir muy poca incomodidad, ya que el gel podría sentirse frío y por la posición y extensión del cuello.

¿Qué esperar después del procedimiento?

No sentirá ninguna molestia.

Contenido Relacionado