PROCEDIMIENTO

Biopsia de Hueso

También conocido como:

Biopsia Abierta de Hueso, Biopsia por Trucut de Hueso, Corte por Congelación de Hueso.

Descripción

La biopsia de hueso es un estudio fundamental para realizar un diagnóstico definitivo de las lesiones de los huesos. Inicialmente estas patologías se pueden manifestar como dolor y en las radiografías se ven diferentes patrones. La biopsia tiene particular importancia para distinguir entre lesiones benignas y malignas de los huesos. El estudio en laboratorio de las muestras permite adoptar nuevas medidas terapéuticas que en el caso de lesiones malignas, se preserven la extremidad y valoren la respuesta al tratamiento. El conocimiento de la localización exacta de la lesión dentro del hueso afectado, así como de otras características como la edad, y el patrón que se observa en la radiografía permite predecir el tipo de lesión y escoger el método más indicado de biopsia. Se puede realizar biopsia por trucut en lesiones bien delimitadas. Este procedimiento se lleva a cabo mediante guía imagenológica, utilizando una aguja gruesa, se toma una porción del hueso afectado y los tejidos circundantes. En el caso de lesiones muy grandes o superpuestas, se utiliza una biopsia abierta de hueso, que se toma en pabellón de cirugía, previa anestesia general, se extrae un fragmento o todo el hueso afectado para su estudio por un laboratorio de patología, también se puede extraer tejido circundante afectado.

NIVEL DE URGENCIA
Este procedimiento requiere ingreso hospitalario
Preparación

- Debe comentar a su médico que medicamentos consume diariamente (sobre todo anticoagulantes como warfarina). - Debe realizarse estudios sanguíneos para que su médico valore y decida si se encuentra en condiciones aptas. - En caso de que se decida realizar una biopsia abierta, debe ser valorado por un médico anestesiólogo previo al procedimiento. - El día de la biopsia, debe mantener la calma, su médico hará todo lo posible para que no sienta dolor.

¿Qué se siente durante el procedimiento?

Sentirá un pequeño pinchazo de la aguja cuando recibe el anestésico local para adormecer su piel. También podría sentir un poco de presión cuando la aguja de biopsia es insertada, y un pequeño dolor o presión cuando se remueve la muestra de hueso.

Si se encuentra bajo anestesia general, no sentirá nada.

¿Qué esperar después del procedimiento?

Puede experimentar dolor de leve a moderada intensidad.

Contenido Relacionado