PROCEDIMIENTO

Biopsia de Hígado

También conocido como:

Biopsia Hepática.

Descripción

La biopsia hepática consiste en el corte y extracción de una porción del hígado para su evaluación bajo el microscopio, cuando los exámenes de funcionalismo hepático y de imagen convencionales no han permito llegar a un diagnóstico concreto.

Existen tres tipos de biopsia de hígado:

  1. Percútanea: tipo de biopsia de elección, se puede realizar fuera de quirófano.
  2. Transvenosa: cuando los pacientes coagulan con lentitud o cuando hay ascitis (exceso de líquido en el abdomen).
  3. Laparoscópica: su finalidad es conseguir una muestra de tejido de una o varias zonas especificas del hígado.

Esta prueba es especialmente útil en aquellos pacientes que han presentado síntomas atípicos así como en pacientes con coexistencia de varias patologías y tiene un importante rol en la evaluación de la gravedad de determinadas patologías hepáticas, en cuando al grado de fibrosis.

NIVEL DE URGENCIA
Este procedimiento es ambulatorio
Preparación

La preparación para este procedimiento consiste en:

  • Suspender el consumo de analgésicos antiinflamatorios no esteroideos, antibioticos, antidepresivos y de medicamentos anticoagulantes por lo menos 7 días antes del procedimiento.
  • Notificar si consume medicamentos para el corazón o si tiene antecedente de una alergia a algún medicamento o al látex.
  • Notificar si ha cursado recientemente con neumonía o ascitis.
¿Qué se siente durante el procedimiento?
  • Dolor leve al colocar la vía endovenosa.
  • Dolor abdomen al tomar la muestra de tejido con la aguja.
¿Qué esperar después del procedimiento?

Dolor abdominal leve y puede referirse hacia el hombro derecho.

Contenido Relacionado