PROCEDIMIENTO

Acupuntura

Descripción

La acupuntura es un tratamiento alternativo basado en la medicina tradicional china y que se ha adaptado a la medicina convencional occidental, el cual consiste en la inserción de agujas especiales sobre zonas corporales bien definidas denominadas "canales".


Los canales o meridianos, son vías por donde describen circula la energía vital o Qi, vinculando la superficie corporal con los órganos internos. Existen 12 canales principales y bilaterales en función de la dialéctica Yin Yang:


  • 3 canales Yin de la mano.
  • 3 canales Yin del pie.
  • 3 canales Yang de la mano.
  • 3 canales Yang del pie.


La indicación principal de este procedimiento es el alivio de las enfermedades que cursan con dolor, promoviendo la liberación de endorfinas y encefalinas, inhibiendo el dolor y la liberación local de serotonina y otros neurotransmisores (GABA, glicina) implicados en los mecanismos de acción de los analgésicos; por tanto puede emplearse en el tratamiento de enfermedades relacionadas con:


  • Enfermedades respiratorias.
  • Enfermedades gastrointestinales.
  • Enfermedades oftálmicas.
  • Enfermedades bucales.
  • Enfermedades neurológicas.


Este procedimiento por lo general no cursa con efectos secundarios, salvo algunos hematomas.


¿Cómo se hace?

Inicialmente hay que identificar los meridianos donde se van a introducir las agujas, estos puntos son muy variados:


  • Punto Hokú o 4 del meridiano del intestino grueso: se localiza en el pliegue formado entre los dedos indice y pulgar de la mano y la prominencia hacia el dedo índice. 
  • Punto Gobernador o 20: fontanela posterior o parietooccipital en el vértice del cráneo.
  • Punto Vaso Concepción o 12: en la mitad de la distancia entre el ombligo y el apéndice xifoides. 
  • Punto Cun o 1: ángulo externo del ojo. 
  • Punto Pericardio o 6: pliegue de la muñeca, en la cara anterior del antebrazo entre los tendones del palmar mayor y el flexor del carpo. 


Existen varias técnicas para introducir y sujetar las agujas:


  • Donde hay poco tejido celular subcutáneo, la inserción se hace de forma horizontal u oblicua.
  • Donde existen masa muscular y mayor tejido blando, la inserción se hace de forma vertical.


La inserción se realiza de forma manual, previa asepsia de las zonas de la piel, se puede estirar un poco la piel para introducir mejor la aguja.


En las afecciones crónicas este procedimiento se puede realizar 2 o 3 veces por semana durante 1 o 2 meses. En las afecciones subagudas se recomiendan sesiones diarias o incluso varias veces al día, dependiendo de la evolución del paciente.

Preparación

No requiere preparación previa.

¿Qué se siente durante el procedimiento?

Se puede percibir una ligera molestia en la piel al momento de introducir la aguja.

¿Qué esperar después del procedimiento?

Gran parte de los pacientes se sienten relajados posterior al procedimiento y con energía.

Recibe la mejor orientación médica.

Dra. Lina Elizabeth Porras Santana
Disponible

Autores

¿Te ha sido útil esta información?
volunteer_activismHa sido útil para 22 personas

Referencias

expand_more
Contenido Relacionado