Artículo

Roncar, el primer síntoma de apnea del sueño

Neumología 1658 veces leída

Roncar y apnea del sueño

Los estertores, como se conocen clínicamente los ronquidos, son más comunes de lo que se cree. Los hombres y la población obesa producen con más frecuencia estos sonidos mientras duermen.

Roncar no es propiamente una enfermedad, es la señal de que algo está provocando obstrucción en las vías respiratorias y aunque puede presentarse en cualquier etapa de la vida, está claro que el ronquido puede aumentar con la edad. “Esta condición se produce por una relajación en los tejidos de la vía aérea, por donde entra el aire del ambiente a los pulmones. Esa ‘tubería’ debe estar abierta, pero en ocasiones por alguna enfermedad o exceso de tejido graso tiende a obstruirse y ahí sobreviene el ronquido. El ronquido no es más que la vibración de esos tejidos laxos a medida que entra el aire”, explica Gustavo Gómez Correa, neumólogo del Hospital Universitario San Vicente Fundación.

Precisamente, por ese exceso de tejido graso, la población obesa produce con más frecuencia este tipo de sonidos. “Cuando una persona está dormida es tanta la relajación que hay momentos donde se pierde el tono de los músculos, el tejido graso cuelga y tiende a obstruir, por eso, el ronquido es muy frecuente en personas obesas, el exceso de grasa obstruye la entrada del aire”, agrega el neumólogo. Y aunque en la población más delgada también puede ocurrir, buena parte del hecho de roncar depende de la cantidad de tejido laxo que cada persona tenga en su garganta.

Roncar es una alarma

Si bien no siempre es señal de enfermedad, roncar sí es síntoma de algunas patologías, por eso, cuando se trata de un asunto frecuente, visitar al especialista es la recomendación para descartar apnea del sueño. Explica la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos que “roncar puede ser un signo de un trastorno del sueño serio llamado apnea del sueño. Eso significa que deja de respirar por períodos de más de 10 segundos mientras duerme. La apnea del sueño es seria, pero hay tratamientos que pueden ayudar”.

Por esa razón, cuando una persona ronca el neumólogo sugiere preguntarse por la calidad del sueño para confirmar o descartar la presencia de apnea, pues entre las características claves están la sensación de cansancio al levantarse y el deseo de dormir durante el día.  “En la apnea como toda la noche hay obstrucciones en la vía aérea, el cerebro en lugar de descansar está alerta previniendo que se obstruya totalmente la entrada de aire y activa los músculos del cuello para dilatar esa vía aérea. De esa manera, el cerebro en vez de descansar se mantiene activo y las personas no duermen bien”, advierte Gómez.

No obstante, el hecho de roncar también puede tener otras causas, entre ellas obstrucciones por tumores o por distorsiones anatómicas, de manera que cuando aparecen estos sonidos, pasarlos por alto no es la opción, lo indicado es determinar qué es lo que ocurre para definir el tratamiento. “Todo aquello que obstruya la entrada de aire como tumores, lengua, amígdalas o adenoides grandes puede causar ronquido”, añade el neumólogo.

De esa manera, determinar si hay o no una enfermedad relacionada es la primera medida para combatir los ronquidos. En estos casos, el uso de las almohadas y los adhesivos en el puente de la nariz no generan ningún efecto, sin embargo, para manejarlo en casa la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos sugiere:

  • Evita el alcohol y las medicinas que causan somnolencia a la hora de acostarte.
  • No duermas boca arriba. En vez de esto, trata de dormir de lado. Puedes coser una pelota de tenis o golf a la parte posterior de tu pijama. Si te volteas, la presión de la pelota te ayudará a recordar que debes permanecer de lado. Con el tiempo, dormir de lado se convertirá en un hábito.
  • Baja de peso, si tienes sobrepeso.
Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com