PROCEDIMIENTO

Terapia Hormonal para Cáncer de Seno

Descripción

Las hormonas, son sustancias que funcionan como mensajeros químicos en el cuerpo, afectando las funciones de las células y tejidos. El estrógeno y la progesterona, son dos hormonas que pueden promover el crecimiento de algunos cánceres de seno/mama. Las células cancerosas del seno que son sensibles a las hormonas, contienen proteínas llamadas receptores de hormonas que se activan cuando las hormonas se unen a ellos. Los receptores activados, causan cambios en genes que pueden estimular el crecimiento celular; el objetivo de la terapia hormonal, es poder bloquear estos receptores en las células cancerosas para inhibir su crecimiento.


Preparación

Dependiendo del estudio de histopatología y biología molecular realizado al tejido extraído del tumor de la mama; se estudian las posibilidades terapéuticas.

¿Qué se siente durante el procedimiento?

Para la extracción de tejido tumoral; puede llegar a presentar molestias locales en el lugar del procedimiento (por ejemplo, dolor en la herida quirúrgica o sitio de punción). Sin embargo; es posible que llegue a experimentar uno o más de los siguientes durante la terapia con hormonas:

  • Sensación de debilidad,
  • Falta de apetito sexual,
  • Cambios de humor,
  • Pérdida del apetito,
  • Dolor estomacal,
  • Estreñimiento,
  • Depresión,
  • Náuseas,
  • Vómito,
  • Diarrea.

Es importante que siempre se mantenga en estrecha comunicación con su médico con respecto a lo que experimenta tras la terapia.

¿Qué esperar después del procedimiento?

Es posible que durante la administración de la terapia con hormonas, pueda presentar:

  • Sensación de debilidad,
  • Falta de apetito sexual,
  • Cambios de humor,
  • Pérdida del apetito,
  • Dolor estomacal,
  • Estreñimiento,
  • Depresión,
  • Náuseas,
  • Vómito,
  • Diarrea.

Recibe la mejor orientación médica.

Dra. Lina Elizabeth Porras Santana
Disponible

Autores

¿Te ha sido útil esta información?

Referencias

expand_more
Contenido Relacionado