PROCEDIMIENTO

Terapia Electroconvulsiva (TECAR)

También conocido como:

Electroshocks, TECAR, Electrochoques.

Descripción

La Terapia Electroconvulsiva es un tratamiento donde se utiliza la estimulación eléctrica para tratar ciertos trastornos mentales que no han respondido a otros tipos de tratamiento o donde estan contraindicados los medicamentos para dichas patologías. Es un Procedimiento seguro y efectivo, en donde se involucran múltiples componentes del sistema nervioso central, incluyendo hormonas, neurotransmisores, neuropéptidos y factores neurotróficos. Durante este procedimiento se busca inducir una convulsión generalizada bilateral, bajo anestesia y relajación, siendo supervisado por el personal médico en un quirófano. Se considera que este episodio convulsivo ayuda a "reconectar" el cerebro, aliviando los síntomas de enfermedades mentales.
NIVEL DE URGENCIA
Este procedimiento es ambulatorio
Preparación
- Ayuno de 8 horas. - No se deben tomar la dosis de ese día de los medicamentos anticonvulsivantes (Benzodiacepinas, Ácido Valproico). - Evacuar antes del procedimiento.
¿Qué se siente durante el procedimiento?
No se siente nada dado que el procedimiento se realiza bajo anestesia general.
¿Qué esperar después del procedimiento?
El paciente despertará unos minutos después del tratamiento y no recordará el procedimiento. Se llevará a recuperación para ser monitoreado. Las reacciones posteriores más frecuentes son: - Confusión durante las primeras 2- 4 horas posterior al procedimiento. - Dolor de cabeza durante las siguientes horas. - Dolor muscular post- convulsivo. - Amnesia En algunos casos raros se puede presentar convulsiones tardías y también Delirium Post- Convulsiones que está caracterizado por agitación, desorientación y pobre respuesta a órdenes.
Contenido Relacionado