PROCEDIMIENTO

Reducción Cerrada de la Fractura

También conocido como:

Reducción de una Fractura Ósea.


Descripción

La reducción cerrada de la fractura es un procedimiento para reducir alinear los huesos fracturados sin realizar un procedimiento quirúrgico (cirugía). El hueso fracturado se vuelve a poner en su lugar, en la posición correcta. Este procedimiento es exitoso si se realiza lo más pronto posible después de que ocurre la fractura. Para permitir su adecuada curación se inmoviliza la fractura con una férula de yeso.


NIVEL DE URGENCIA
Este procedimiento es ambulatorio
Preparación
  1. No comer, ni tomar agua 6 horas antes del procedimiento.
  2. Realizar valoración por anestesiología y toma de exámenes previos de hematología, creatinina, urea, glicemia, tiempos de coagulación, toma de electrocardiograma y valoración cardíaca, 
  3. Afeitar la zona donde se realizará el procedimiento.
  4. El día del procedimiento, no puede desayunar, ni tomar agua.
  5. Debe tomar los medicamentos indicados por su médico.
  6. Acuda con ropa cómoda y con su bolso de utensilios personales y medicamentos. 
  7. Retirar joyas, esmalte de uñas y prótesis dentales.

¿Qué se siente durante el procedimiento?

El paciente está inconsciente y sin dolor (bajo anestesia general).

El paciente puede estar consciente pero sin dolor (bajo anestesia local).



¿Qué esperar después del procedimiento?
  1. Se mantendrá el paciente hospitalizado después del procedimiento por alrededor de 24 o puede irse a la casa luego de que se encuentre estable y sin dolor.
  2. Tomará analgésicos para aliviar el dolor o la inflamación durante la recuperación.
  3. Debe usar muletas si la reducción es en las extremidades inferiores.
  4. El período de recuperación es de 3 meses aproximadamente cuando el hueso consolide, es el médico quite los clavos, los alambres y los tornillos. 
  5. Debe realizarse chequeos periódicos.
  6. Tendrá que hacer fisioterapia para obtener una pronta recuperación y movilidad.

Contenido Relacionado