PROCEDIMIENTO

Rectoscopía


Descripción

Se trata de una técnica imagenológica de exploración, en la que se usa un endoscopio (sonda flexible con una cámara de vídeo) que busca observar la pared interior del recto con la finalidad de poder diagnosticar diferentes enfermedades que lo afectan. Las anormalidades que detecta, incluyen entidades como inflamación, masas, dilataciones de venas, sangrado rectal y/o dolor abdominal sin causa establecida.

NIVEL DE URGENCIA
Este procedimiento es ambulatorio
Preparación

La preparación para el procedimiento diagnóstico requiere que el recto esté completamente limpio y vacío de heces. Para ello, se utilizan los enemas de limpieza que generan la salida de las heces, evacuando varias veces y hasta presentarlas líquidas. Se recomienda administrar el enema vía oral la noche anterior y dos horas antes del procedimiento. La alimentación recomendada para el día del procedimiento es ayuno total (no se puede consumir ni agua) y el día anterior, se sugiere una dieta líquida.


¿Qué se siente durante el procedimiento?

El procedimiento se puede hacer bajo sedación ligera; lo que genera que no tenga recolección del procedimiento. Si no se hace bajo sedación, la persona puede sentir la incomodidad y un poco de vergüenza debido a que el endoscopio se introduce por el ano.


¿Qué esperar después del procedimiento?

Una vez realizado el procedimiento diagnóstico se puede sentir dolor tipo cólico y la expulsión de una cantidad variable de gas por el ano (como si fueran flatulencias), por la manipulación de la zona durante el procedimiento.