PROCEDIMIENTO

Ecografía Abdominal

También conocido como:

Ultrasonido abdominal.

Descripción

Es un estudio que se realiza por medio de un aparato que emite una onda de sonido de alta frecuencia que no se alcanza a percibir por el oído humano (ecógrafo).

Esta frecuencia emite imágenes a través de un transductor a la pantalla del aparato gracias al choque de las mismas ondas sonoras con los órganos que se encuentran en el interior del cuerpo humano.

La ecografía abdominal se encuentra indicada para estudiar los órganos macizos de la cavidad abdominal (hígado, bazo, riñones); es el estudio de elección para observar la vesícula biliar, y tiene aplicaciones importantes para dirigir toma de biopsias de los mismos. En los casos de patologías intestinales crónicas, se puede observar un engrosamiento de la pared intestinal a través de este estudio.

Al mismo tiempo, y con aplicaciones específicas (Doppler) se pueden estudiar los vasos sanguíneos; y con ello hacer diagnósticos específicos.

NIVEL DE URGENCIA
Este procedimiento es ambulatorio
Preparación

Es un estudio que requiere un ayuno, para poder estudiar la vía biliar y reducir el volumen de gas intestinal; con el fin de obtener imágenes de alta resolución.

¿Qué se siente durante el procedimiento?

Puede haber sensación de frío por el gel usado para la transmisión de las imágenes. En algunas ocasiones, y dependiendo del volumen abdominal de cada persona, se debe poner un poco más de presión para poder estudiar los órganos, ya que la grasa abdominal dificulta la obtención de imágenes de buena calidad.

¿Qué esperar después del procedimiento?

Este tipo de procedimientos no deja síntomas posteriores, así como tampoco tiene efectos secundarios, por lo que se puede regresar a la vida normal de forma inmediata.

Contenido Relacionado