PROCEDIMIENTO

Desbridamiento

También conocido como:

Aseo Quirúrgico.

Descripción

El desbridamiento o Aseo Quirúrgico, se define como la eliminación del tejido necrótico (muerto) y la carga bacteriana del lecho de la herida, con la finalidad de disminuir la infección, el dolor, olor y complicaciones. Este tejido, es una barrera mecánica que favorece el desarrollo de microorganismos e infecciones y requiere ser removido, para poder promover el mejor proceso de reparación de la piel.

El desbridamiento, se produce de forma natural, pero en las heridas crónicas, resulta insuficiente para la cicatrización de la lesión, por lo que es necesario un desbridamiento externo. Para realizar cualquier método de desbridamiento, se deberá realizar una evaluación integral del paciente, su enfermedad local y las características propias de la herida.

NIVEL DE URGENCIA
Este procedimiento es ambulatorio
Preparación
  • Si el desbridamiento, se va a realizar con anestesia general, deberá hacer ayuno por lo menos 6 horas antes del procedimiento.
  • En caso contrario, no requiere una preparación especial, ya que permanecerá despierto, con anestesia local o regional.
¿Qué se siente durante el procedimiento?
  • Se siente un dolor moderado por el pinchazo de la aguja al colocar el anestésico.
  • Si le aplicaron anestesia general, es posible que no sienta ningún dolor luego de eso.
  • Si se le aplicó anestesia local o regional, dependiendo del tipo de desbridamiento, pueden sentir molestias, adormecimiento e incomodidad en la zona anestesiada.
¿Qué esperar después del procedimiento?
  • Podría necesitar analgésicos para aliviar cualquier molestia cuando desaparezcan los efectos de la anestesia.
  • La anestesia general afecta temporalmente la capacidad de coordinación y razonamiento.
  • Puede sentir malestar general, vómitos, náuseas, desequilibrio, dolor en la zona afectada.


Contenido Relacionado