PROCEDIMIENTO

Cirugía de Mohs

Descripción

La Cirugía de Mohs o Cirugía Micrográfica de Mohs: es un procedimiento quirúrgico usado para tratar el cáncer de piel; Se realiza, como una cirugía microscópica controlada, que posibilita analizar el mayor porcentaje de los bordes tumorales de cada una de las capas de la piel y así poder guiar al cirujano en las sucesivas persistencias tumorales, permitiendo la extirpación (quitar) en capas hasta la completa extirpación del tumor y al mismo tiempo el máximo ahorro de tejido sano.

La cirugía de Mohs: se utiliza usualmente, para tratar los tipos de cáncer de piel más frecuentes, el carcinoma de células basales y el carcinoma epidermoide, así como algunas clases de melanoma y otros tipos de cáncer de piel más inusuales.

Su principal ventaja respecto a la técnica convencional, es que disminuye la probabilidad de que el tumor reaparezca en el mismo sitio intervenido, permite la máxima conservación de piel sana y optimiza el resultado estético y funcional.

NIVEL DE URGENCIA
Este procedimiento es ambulatorio
Preparación
  • Deberá dejar de tomar algunos medicamentos, como el ácido acetilsalicílico o aspirina u otros anticoagulantes.
  • No deje de tomar medicamentos con receta médica a menos que su médico le diga que lo haga.
  • Deberá dejar de fumar.
  • Es muy importante pedirle a alguien que lo lleve a casa después de la cirugía.
  • Debe usar ropa cómoda.
¿Qué se siente durante el procedimiento?
  • Se siente un dolor moderado por el pinchazo de la aguja al colocar el anestésico.
  • Debido a que se le aplicó anestesia local o regional, dependiendo del lugar de la cirugía, pueden sentir molestias, adormecimiento e incomodidad en la zona anestesiada.
¿Qué esperar después del procedimiento?
  • La ventaja de la cirugía de Mohs, es que se conoce los resultados de inmediato y normalmente no se retira de la consulta hasta que todo el cáncer de piel se haya extirpado.
  • Después del procedimiento, los cirujanos lo monitorizan para asegurarse de que está sanando adecuadamente.
  • Puede sentir malestar general, vómitos, náuseas, desequilibrio, dolor en la zona afectada.
Contenido Relacionado