PROCEDIMIENTO

Biopsia Pulmonar

También conocido como:

Biopsia de Pulmón.

Descripción

Existen dos tipos de biopsia de pulmón. La primera es llamada "A cielo abierto" en donde el cirujano de tórax hace una incisión en medio de las costillas para llegar al pulmón y tomar una muestra para ser analizada. La segunda es por punción, en donde no es necesario realizar una incisión, el médico toma una muestra del pulmón por medio de una aguja muy larga y fina. La selección para cualquiera de las dos, dependerá de las condiciones del paciente, la enfermedad, localización de la lesión que se quiera evaluar, entre otras. 


NIVEL DE URGENCIA
Este procedimiento requiere ingreso hospitalario
Preparación

Antes del procedimiento, el paciente debe de tener un ayuno de 8-12 horas, dependiendo del tipo de procedimiento.


Como recomendación general, no debe tomar medicamentos como aspirina o anticoagulantes, así como otros que el médico le haya recomendado suspender. Antes del procedimiento, es importante contar con algún estudio de imagen como una radiografía o tomografía, para saber la ubicación de la lesión que se está evaluando. 


¿Qué se siente durante el procedimiento?

Biopsia a cielo abierto:


Al ser con anestesia general, el paciente estará en un sueño profundo, por lo que no será consiente del procedimiento. Al despertar ya habrán terminado.


Biopsia por aguja fina:


Al ser con anestesia local y estar sedado, no perderá el conocimiento por lo que escuchará lo que esté pasando en la sala de procedimiento; sin embargo, no sentirá dolor.



¿Qué esperar después del procedimiento?

Biopsia a cielo abierto:


Al terminar, se sentirá dormido por algunas horas, dado el efecto de la anestesia. El área donde se realizó el procedimiento estará sensible y con algo de dolor.

Dado que se puso un tubo por la boca, puede sentir la garganta irritada.


Biopsia por aguja fina:


Puede sentir algo de molestia y dolor en la zona donde entró la aguja, así como un pequeño moretón. 



Contenido Relacionado