Definición

El Consumo Excesivo de Opioides es el consumo problemático de opiáceos que provoca un deterioro significativo y se acompaña de dos de los siguientes síntomas en un plazo de 12 meses:

  • Consumo de opiáceos con frecuencia en cantidades superiores o durante un tiempo más prolongado del previsto.
  • Deseo persistente o esfuerzos fracasados de abandonar o controlar el consumo de opiáceos.
  • Inversión de mucho tiempo en actividades necesarias para conseguir opiáceos, consumirlo o recuperarse de sus efectos.
  • Ansias, deseo o necesidad de consumir opiáceos.
  • Consumo recurrente que conlleva al incumplimiento de deberes fundamentales en el trabajo, la escuela o el hogar.
  • Consumo continuado de opiáceos a pesar de sufrir problemas sociales o interpersonales persistentes.
  • Abandono o reducción de actividades sociales, profesionales o de ocio por el consumo de opiáceos.
  • Consumo recurrente de opiáceos en situaciones que provoca un riesgo físico.
  • Continuar el consumo de opiáceos a pesar de saber que se sufre un problema físico o psicológico persistente.
  • Tolerancia y abstinencia a los opiáceos.
NIVEL DE URGENCIA
Se debe ir en los próximos días

¿Cómo se manifiesta?

Una persona con esta enfermedad puede presentar:
Recuerda que aunque tengas uno o más de estos síntomas, debes confirmar el diagnóstico con tu médico.

Signos de alarma

Los siguientes signos y síntomas indican que debes acudir al servicio de urgencias, si la enfermedad ya es una urgencia acude inmediatamente o en horas:

Prevención

Estos procedimientos podrían ser recomendados por tu médico para prevenir esta enfermedad:

  • Psicoeducación

Complicaciones

Sin el tratamiento adecuado, esta enfermedad puede causar:

Contenido Relacionado