Artículo

Tinnitus, ese sonido molesto para los oídos

Otorrinolaringología 1894 veces leída

Tinnitus

Algunos lo conocen como el mal de los músicos, lo cierto es que todos los seres humanos en algún momento de la vida han sentido ese pito incómodo.

Agudo, incesante, molesto. Así es ese sonido que, a veces, se describe como un zumbido o un soplo, que se siente en oídos y cabeza cuando no hay una fuente de sonido externa. Señalan los expertos que este fenómeno puede ser síntoma de algún problema auditivo entre ellos, infecciones, cerumen o cuerpos extraños en el oído, e incluso, pérdida de audición.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, “el tinnitus es común. Casi todo el mundo experimenta una forma leve de tinnitus, de vez en cuando, que dura solo unos cuantos minutos. Sin embargo, el tinnitus constante o recurrente es estresante y puede dificultar el hecho de concentrarse o dormir”.

Sobre las causas de esta alteración aún no hay mucha claridad, sin embargo, se sabe que el alcohol, la cafeína, los antibióticos y otros medicamentos pueden causar ese ruido en los oídos. Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, el 20% de la población en el mundo tiene tinnitus y solo el 10% de quienes lo padecen consultan al especialista para tratarlo.

Del tinnitus también se dice que es el mal de los músicos y según revela un estudio publicado en la revista de salud Occupational and Environmental Medicine, los músicos profesionales son 57% más propensos a desarrollar tinnitus y tienen casi 4 veces más probabilidades de tener pérdida de audición inducida por el ruido, en comparación con el público en general.

“Si el ruido no se puede evitar, la mejor solución es usar protección auditiva y reducir en lo posible la exposición a niveles altos de ruido. Debemos evitar todas las situaciones que expongan nuestra salud auditiva”, recomienda Jaime Hernández, director científico del Centro de Audiología, Otología e Implantes cocleares de la Clínica de Medellín

Algunas causas del tinnitus

  • Exposición al ruido. Los músicos, por ejemplo, trabajan en entornos ruidosos durante muchos años sin utilizar equipos de protección especiales. Así, se aumenta el riesgo de desarrollar una pérdida de audición.
  • El uso excesivo y en altos volúmenes de dispositivos sonoros como el MP3 e instrumentos musicales.
  • La edad avanzada y golpes en la cabeza.

Como todas las alteraciones de salud, entre más pronto se detecten el tratamiento tendrá mejores resultados. En este caso, ante un tinnitus grave, el implante coclear puede ser una solución. Muchos usuarios que acceden a este dispositivo reportan una reducción de su enfermedad, inclusive hay algunos que manifiestan la desaparición total de esta patología.

Finalmente, como cuidados generales, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos recomienda:

  • Aprende algunas formas de relajarte. El estrés no causa tinnitus, pero sentirse estresado o ansioso puede empeorarlo.
  • Evita la cafeína, el alcohol y el tabaco.
  • Descansa lo suficiente. Trata de dormir con la cabeza levantada en una posición elevada. Esto disminuye la congestión en la cabeza y puede hacer los ruidos menos notorios.
  • Protégete los oídos y la audición de un daño mayor. Evita los lugares y sonidos estridentes. Usa tapones para el oído si los necesitas.
  • Para prevenir el tinnitus, usa protección en los oídos en situaciones en las que es posible que sufran daño (como cuando estés en conciertos ruidosos o cerca de martillos neumáticos). Si presentas hipoacusia (disminución de la capacidad auditiva), aléjate de ruidos muy fuertes para proteger tu audición.
Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com