Artículo

Discapacidad laboral, la constante de los pacientes con artritis reumatoide

Reumatología 2234 veces leída

Artritis

Alteraciones en el estado de ánimo y dificultades de tipo económico son, entre otras, las complicaciones a las que deben enfrentarse quienes desarrollan la enfermedad.

Tener artritis reumatoide (AR), para algunos pacientes, puede convertirse en un drama, pues además de las dificultades de tipo emocional, laboral y económicas que deben vivir, en algunos casos los diagnósticos son erróneos. Así lo advierte el reumatólogo Daniel Fernández, “en Colombia hay cerca de 330 mil pacientes con artritis reumatoide y, peor aún, se calcula que 1 de cada 2 está diagnosticado de forma errónea. ¿La razón? Los médicos generales no están preparados para diagnosticar, confunden la enfermedad y, obviamente, dan un tratamiento equivocado a los pacientes”.

A ese panorama se suma un agravante más y es que la Organización Mundial de la Salud, OMS, aconseja tener un reumatólogo por cada 45 mil habitantes y en Colombia hay 1 reumatólogo por cada 400 mil habitantes: “en el país somos solo 142 reumatólogos para 46 millones de colombianos”, señala Fernández.

Y como si fuera poco, estadísticas indican que estos pacientes deben invertir 3 veces más en cuidados médicos, 2 veces más en hospitalizaciones y 4 veces más consultas médicas, unas condiciones nada favorables a lo que se suma que cerca del 58% de ellos sufre depresión.

Así las cosas, el médico general cobra importancia como soporte para los reumatólogos, pues son ellos el primer contacto con los pacientes y quienes deben remitirlos al especialista. “Hay que educar y enseñar para que no se sigan equivocando. Necesitamos que el médico no reumatólogo la tenga clara. Si el paciente recibe tratamiento en los primeros 6 meses o máximo el primer año le va a ir muy bien, pero si no lo recibe, la enfermedad empieza a progresar rápidamente, a torcer las manos y se elevan los costos”, explica Fernández.

¿Qué es la artritis reumatoide?
Esta es una de las tantas artritis que existen, para algunos la más severa, costosa e incapacitante, pero por fortuna, una de las enfermedades reumatológicas que más avances ha tenido.

La AR es una enfermedad sistémica autoinmune, es decir, que aparece cuando el sistema inmunológico del paciente no funciona adecuadamente y en lugar de atacar los virus que entran al organismo, ataca al propio cuerpo. Afecta, principalmente, los cartílagos, huesos, tendones y ligamentos de las articulaciones.

En la AR, el dolor articular es el síntoma más característico, usualmente afecta varias articulaciones y empieza con más de 3 al tiempo. Por lo general, entre los 20 y 35 años, y los 50 y 60 años existe mayor riesgo de tenerla, siendo las mujeres más susceptibles a desarrollarla que los hombres.

Explica Daniel Fernández que “esta enfermedad no es mortal, pero puede ser tan grave como una cardiovascular o un cáncer, en la medida que aumenta en un gran porcentaje el riesgo de discapacidad, aislamiento social y familiar, ya que el paciente puede terminar con deformidades y daño en las articulaciones. Así mismo, la AR aumenta el riesgo cardiovascular y puede predisponer a los pacientes a un infarto”.

Estudios del Ministerio de Salud de Colombia señalan que la incapacidad para laborar aparece de 5 a 10 años después del inicio de la enfermedad y oscila entre el 43 y 50% en diferentes países. En Colombia la AR es la segunda causa de pérdida de años de vida saludable por discapacidad en mujeres entre los 15 y los 44 años.

Síntomas de la artritis reumatoide

  • Inflamación de las articulaciones.
  • Reducción en el rango de movimiento.
  • Dolor en las articulaciones afectadas como muñecas, codos, rodillas, tobillos, hombros y las articulaciones de los dedos.
  • Rigidez corporal en la mañana que dura más de 1 hora y se calma con la actividad física.
  • Resequedad en boca y ojos.
  • Cansancio y fatiga.
  • Calor y sensibilidad.
  • Dolor en la misma articulación en ambos lados del cuerpo.
  • Deformidad en las zonas afectadas.
  • Hormigueo o entumecimiento.
  • Ardor en manos y pies.

Según Vinicio Caballero, reumatólogo y presidente de la Liga Panamericana de Asociaciones de Reumatología, PANLAR, “la artritis reumatoide no solo produce impactos físicos, los pacientes también sufren de depresión en un 58% en Colombia, y en países como México y Chile un 30 y 40% respectivamente”.

Expertos señalan que en la AR influyen, además, factores ambientales como el uso del cigarrillo y algunas infecciones virales que, al reunirse en la persona con la predisposición, facilitan el desarrollo de la enfermedad.

Finalmente, si sospechas de alguno de estos síntomas la recomendación es buscar control y atención por especialistas en reumatología. Según sea el caso, será necesario tratamiento farmacológico o cirugía en los casos más avanzados. Rehabilitación física, educación por psicología o enfermería, evitar el cigarrillo y hacer actividad física de bajo impacto como la natación, son otras de las recomendaciones que dan los especialistas.

Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com