Artículo

La importancia de estar bien hidratado

Medicina General 1272 veces leída

Bien hidratado

En esta época de cambio climático consumir líquido para reponer el que se pierde por orina, sudor o cualquier otra función interna es fundamental para garantizar el buen funcionamiento del organismo.

Somos más agua que músculo, por lo tanto, la ausencia de hidratación provoca que muchas de las funciones normales se alteren. Basta con hacer este ejercicio: camina bajo el sol de mediodía y no te hidrates correctamente, pronto te sentirás más lento y comenzarás con molestias recurrentes que te impedirán avanzar al ritmo al que empezaste. ¿La razón? Falta de líquido.

Explica el nutriólogo Sandro Gómez Maquet, que el cuerpo humano está compuesto de agua en un 60 a 70%, “de ahí lo importante de la hidratación del organismo. En la medida que se consume más agua, los riñones trabajan más constantemente debido a que están vaciando la orina. Eso no significa que el riñón trabaje más, sino que al pasar todo ese líquido se hace una limpieza a través de la orina”.

Sin duda, los seres humanos dependemos del agua para sobrevivir. Un estudio de Hábitos de Hidratación, realizado en España, señala que con apenas un descenso del 2% de los niveles de agua en el cuerpo, “hay riesgo de causar un daño al organismo al punto que algunas de sus funciones se vean alteradas o entorpecidas”.

¿Cuánto líquido tomar diariamente?

El Instituto de Medicina de Estados Unidos y Canadá (IOM por sus siglas en inglés), define los requerimientos mínimos de líquido, para un adulto sano de 3 litros al día para hombres y 2 litros para mujeres. Sin embargo, esto puede variar según el clima, el nivel de actividad física y la altura, entre otros factores.

El 80% del consumo se obtiene de las bebidas y el 20% restante de alimentos como frutas o vegetales. Y agrega la nutricionista, Mayra García, que una persona puede sobrevivir 3 semanas sin comer, pero solo 3 días sin ingerir líquido, pues la hidratación es tan importante como una buena nutrición, e indica que todas las bebidas, no solamente el agua, sirven para hacerlo.

Y es que no hidratarse bien puede provocar consecuencias desde leves hasta severas, entre ellas, sed constante, ojos y boca seca, dolor de cabeza, mareo, orina oscura, dificultad para pensar claramente, respiración y latidos rápidos, llanto sin lágrimas, presión arterial baja, pérdida del conocimiento y de elasticidad en la piel.

Cómo hidratarse bien

  • Hacerlo progresivamente a lo largo del día, no es aconsejable hacerlo todo en un solo momento. Cuando se ingiere líquido poco a poco, el organismo lo asimila mejor y lo puede transportar a su ritmo por todo el cuerpo, mientras que si se hace una sola ingesta se satura y debe expulsar mucho del líquido por la orina.
  • No esperes a tener sed para consumir algún líquido. La sed es un indicador tardío de deshidratación.
  • El líquido no es la única fuente de hidratación, frutas como el melón, la papaya, la sandía, la piña y los cítricos también son útiles en ese proceso. Mientras menos procesamiento tengan mayor será el aporte de agua.
  • Para que el líquido se mantenga en el cuerpo, busca lugares frescos y ventilados, no te expongas innecesariamente al sol.
  • Reduce al máximo cualquier esfuerzo físico en las horas más calurosas del día.
Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com