Artículo

5 riesgos sobre la diabetes que debes conocer

Endocrinología 672 veces leída

Que la enfermedad está creciendo a nivel mundial por los altos índices de obesidad y sedentarismo en la población, que se presenta cuando el organismo no puede hacer buen uso de la glucosa y no fabrica insulina, que en Colombia afecta a cerca de 4 millones de personas y que al principio es una enfermedad silenciosa.

Sin duda, de la diabetes mucho se ha dicho, incluso, hay quienes la ignoran o, simplemente, le restan la importancia que se merece. Pero, te has preguntado alguna vez ¿cuáles son los riesgos de desarrollar la enfermedad? Si no la previenes o si ya la tienes y no le das adecuado manejo, aquí cinco complicaciones a las que es necesario prestar atención.

1. Retinopatía diabética. De acuerdo con la Asociación Latinoamericana de Diabetes, en Colombia cerca del 21% de pacientes con diabetes tipo 2 tiene esta complicación visual, caracterizada por la pérdida de visión de manera lenta y progresiva y, en otros casos, de forma súbita, debido al daño de los pequeños vasos sanguíneos de la retina. Cualquiera que sea el caso, aún no existe una forma de curarla y, aunque sus efectos pueden ser potencialmente severos, no necesariamente la enfermedad es sinónimo de una pérdida total de la visión pues tiene tratamiento que puede evitar su progreso e, incluso, revertirlo. Sin embargo, los especialistas llaman la atención si el paciente diabético presenta uno o varios de estos síntomas:

-Visión doble o borrosa.

-Anillos, luces titilantes o manchas.

-Dolor o presión en uno o en ambos ojos.

-Dificultad para ver objetos ubicados a los lados.

“Esta es una condición que se puede tratar con el propósito de que no avance o que progrese muy lentamente para que sus efectos se reduzcan en la medida de lo posible. Si se evita el cigarrillo y se tiene un buen control de la diabetes, la presión arterial y los niveles de colesterol, es posible estabilizar el estado de la enfermedad”, explica Juan Camilo Sánchez, oftalmólogo sub-especialista de la Asociación Colombiana de Diabetes.

2. Edema macular diabético. Por la visión borrosa y su inicio silencioso, esta alteración puede confundirse fácilmente con otras. El edema macular diabético comienza porque los vasos sanguíneos se obstruyen y se limita la filtración de sangre a los ojos, lo que impide que la retina permita detallar y definir los objetos. Esta condición, puede llevar a una pérdida total o parcial de la visión, motivo por el que los especialistas sugieren, a los pacientes diabéticos, realizarse el examen médico visual una o dos veces al año, además de consultar ante cualquier cambio en la visión.

3. Problemas de cicatrización. Tal vez, esta sea una de las complicaciones más conocidas entre los pacientes con diabetes. En ellos, toda herida, raspón o alteración que involucre ruptura de vasos sanguíneos representa más riesgo que en cualquier otra persona. En ellos la cicatrización toma más tiempo y, a veces, resulta imposible de sanar, dependiendo de lo avanzado de la enfermedad. Lo que ocurre en los pacientes con diabetes es que los pequeños vasos se ensanchan dificultando la correcta circulación de la sangre, lo que impide que llegue oxígeno y glóbulos blancos a la parte afectada. Incluso, incrementa el riesgo de infección.

4. Insuficiencia renal. Explica la Organización Mundial de la Salud, OMS, que la diabetes está entre las principales causas de insuficiencia renal, pues las nefronas, unas unidades pequeñas que componen el riñón se tornan gruesas, impiden la eliminación de residuos del cuerpo y alteran los líquidos corporales. Está claro que una vez comienza el daño renal no aparecen los síntomas, sin embargo, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos señala que, las personas que tienen nefropatía más grave y prolongada (crónica) pueden presentar síntomas como:

-Fatiga la mayor parte del tiempo.

-Sensación de malestar general.

-Dolor de cabeza.

-Náuseas y vómito.

-Inapetencia.

-Hinchazón de las piernas. 

-Picazón en la piel.

-Propensión a presentar infecciones.

5. Neuropatía diabética. De acuerdo con la Academia Americana de Médicos de Familia, este daño impide o dificulta que los nervios lleven mensajes al cerebro y a otras partes del cuerpo, por lo tanto, si hay dolor, por ejemplo, en las piernas o en los pies es posible que la persona no lo perciba. “Esto es un problema porque el dolor puede ser una señal de utilidad. Si no siente nada en los pies, podría tener una lesión y no saberlo. Además, los músculos podrían atrofiarse (disminuir en tamaño), y hacer que le sea más difícil caminar. La piel de los pies podría agrietarse y desarrollar llagas. Si estas llagas no se curan o se infectan, podría necesitar recibir tratamiento en un hospital. En casos graves, es posible que se deba amputar el pie”, advierte la Academia.

Entre otras consecuencias derivadas de la diabetes, los especialistas hablan de daño en el corazón, los vasos sanguíneos, enfermedad cardiovascular, cataratas y glaucoma. Así las cosas, generar conciencia sobre la enfermedad y las posibilidades de prevenir su desarrollo está en manos de cada uno, pero ¿cómo hacerlo? La respuesta es sencilla: a través de hábitos de vida saludable, es decir, buena alimentación y actividad física frecuente. ¿Te animas entonces a cuidar más y mejor de tu vida y la de los que te rodean? ¡Es tiempo de hacerlo!

Para conocer más sobre esta y otras patologías consulta de manera gratuita y anónima en 1DOC3

Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com