Artículo

¿Te falta el aire? Cuidado, puede ser EPOC

Neumología 2012 veces leída

EPOC

A veces, es confundida con la tos del fumador, dejar el cigarrillo es una forma de retardar su aparición. Se calcula que esta enfermedad mata a 1 persona en el mundo cada 10 segundos.

Hasta hace un tiempo, la EPOC, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, era una patología presente, con mayor frecuencia en hombres, pero dado el incremento en el consumo de tabaco y la exposición a la contaminación de aires interiores, el número de casos de esta enfermedad afecta por igual a ambos sexos.

Reporta la Organización Mundial de la Salud, OMS, que más del 90% de las muertes por EPOC se producen en los países de bajos y medianos ingresos, donde no siempre se ponen en práctica o son accesibles las estrategias eficaces de prevención y control.

Caracterizada por la limitación de aire durante la respiración, con episodios de fatiga, la EPOC genera en los pacientes que la desarrollan, dificultades para realizar tareas sencillas. Se trata de una enfermedad subdiagnosticada, que puede llevar a la muerte, altera la respiración normal y no es totalmente reversible. Para el neumólogo Darío Isaza, “esta patología afecta a hombres y mujeres mayores de 40 años con antecedentes de exposición prolongada a contaminantes como el humo, el cual termina dañando la capacidad que tienen los pulmones para expulsar el aire, situación que en etapas avanzadas se manifiesta con ahogo o dificultad para respirar cuando esa persona ejecuta actividades tan cotidianas como bañarse, vestirse o caminar”.

Se calcula que en América Latina las ciudades con mayores índices de prevalencia de la enfermedad son Montevideo (18%), Santiago de Chile (15%) y Sao Paulo (14%). En Colombia, la EPOC alcanza el 8.9%.

¿Cómo identificarla?

Por ser una enfermedad silenciosa y progresiva es importante estar atentos, luego de los 40 años, a síntomas como ahogo, falta de aire, acompañados de tos crónica con o sin expectoración (expulsión de flemas). Cuando estos síntomas se agudizan, empeora el pronóstico de los pacientes y pueden hacerse muy difíciles actividades cotidianas como subir unos cuantos escalones o llevar una maleta.

A los pacientes con EPOC se les pueden asociar otras enfermedades como depresión, osteoporosis y enfermedades cardiovasculares y en algunos casos puede confundirse con enfisema pulmonar o bronquitis crónica.

La falta de diagnóstico oportuno y prevención, hacen que muchas personas pierdan independencia, disminuyan su productividad y calidad de vida. Por esa razón, el neumólogo recomienda que “cualquier persona que haya estado expuesta a cigarrillo o humo de leña, sea mayor de 40 años de edad y presente falta de aire, tos o expectoración, se haga un chequeo por su médico para descartar que la tenga”.

Las causas

Advierte la OMS que esta enfermedad es prevenible más no curable y su principal causa es el humo del tabaco, tanto en fumadores activos y pasivos. Sin embargo, existen otros factores de riesgo como:

-La contaminación del aire de interiores, por ejemplo, derivada de la utilización de combustibles sólidos en la cocina y la calefacción.

-La contaminación del aire exterior.

-La exposición laboral a polvos y productos químicos como vapores y gases.

-Las infecciones repetidas de las vías respiratorias inferiores en la infancia.

Finalmente, para el tratamiento de la EPOC existen diferentes alternativas terapéuticas entre ellas tratamientos no farmacológicos como la rehabilitación pulmonar y un estilo de vida saludable. También a través del uso de medicamentos que amplían las vías aéreas, permitiendo un mayor flujo de aire y mayor bienestar para los pacientes.

Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com