Artículo

En mayores de 50 años aumenta el riesgo de cáncer de próstata

Oncología 2191 veces leída

Cancer-Prostata

Tener más de 65 años, antecedentes familiares y ser afroamericano son algunos de los factores de riesgo que pueden predisponer a la enfermedad.

Con el paso de los años, el cáncer de próstata es una de las principales preocupaciones en los hombres mayores y el tacto rectal uno de los exámenes a los que más le huye la población masculina, sin saber que este método permite detectar cualquier anormalidad que indique la posible presencia de las primeras señales de este tipo de cáncer.

Según el Instituto Nacional de Cancerología y la Sociedad Colombiana de Urología existe una mayor incidencia en hombres mayores de 60 años, con un riesgo acumulado del 4.3% de tener cáncer de próstata antes de los 75 años de edad y, además, representa el 15% de las muertes en el sexo masculino, generando cerca de 2.400 por año.

El urólogo, Hugo Enrique López advierte que “1 de cada 7 hombres mayores de 50 años será diagnosticado con cáncer de próstata, número que puede aumentar cuando hay antecedentes familiares de primer grado. Asimismo, esta enfermedad afecta actualmente a 1 de cada 3 hombres de raza negra”. En el caso particular de Colombia, se estima que en cinco años se presentarán un total de 28.076 casos nuevos, pues el índice de mortalidad del cáncer de próstata está aumentando en el país y se ha triplicado en los últimos 30 años. Por lo anterior, una de las recomendaciones que hace el especialista es que todos los hombres se hagan el examen de próstata a partir de los 40 años, pues esto permitirá obtener un diagnóstico efectivo y temprano que conducirá mejor el tratamiento.

Los primeros síntomas

En las primeras etapas, la enfermedad puede ser silenciosa, razón por la que el tacto y el análisis de sangre de antígeno prostático específico son fundamentales en el proceso diagnóstico. De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, estos exámenes intentan detectar el cáncer antes de que aparezcan los síntomas. Si los resultados son anormales, pueden ser necesarios otros exámenes como ecografía, resonancia magnética o biopsia.

“En las fases iniciales de las enfermedades de la próstata, y sobre todo del cáncer, no se presentan síntomas que alerten al paciente, por lo que las señales aparecen en una etapa avanzada de la patología. Los síntomas más comunes en pacientes son: dificultades y esfuerzo para orinar, infecciones y sangrados en la orina, goteos o escapes, dolor en huesos, fatiga, anemia, depresión, pérdida de peso”, señala el especialista.

Una vez diagnosticada la enfermedad, el tratamiento varía según la etapa en que se diagnostique y de acuerdo con las características de la patología de cada paciente. Explica el urólogo que con los medicamentos se disminuye la velocidad progresiva de la enfermedad, permitiendo al paciente prolongar su vida, reduciendo la sintomatología, sin que necesariamente el paciente muera por cáncer de próstata. “En algunos tratamientos se pueden conocer algunos efectos adversos constantes según el tipo de procedimiento utilizado. Sin embargo, actualmente existen medicamentos con menores efectos secundarios evitando el desarrollo de síntomas como la fatiga y depresión, dos de las consecuencias más comunes que sufren los pacientes al recibir medicación”.

Cómo prevenir 

  • Dormir bien, no fumar, realizar una actividad física o por lo menos caminar media hora diaria, hace parte de las medidas que puede adoptar el hombre para llevar una vida saludable.
  • Realizarse un chequeo médico prostático después de los 40 años.
  • Consumir alimentos como el salmón y la trucha, que contienen omega 3, ayudan a reducir los riesgos de cáncer de próstata. Sin embargo, otros tipos de grasas pueden incrementar el riesgo.
Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com