Artículo

Cuídate del sol en vacaciones

Medicina General 503 veces leída

Cuidarse del sol

Visitar la playa es lo que por esta época planean buena parte de las familias para disfrutar de este período de descanso, pero ¿sabes cómo protegerte de los rayos solares para evitar lesiones? Aquí te contamos.

La cara no es la única parte del cuerpo que deben cuidar quienes vayan a disfrutar del sol en esta temporada. Hay que recordar que la piel es el órgano más extenso del cuerpo, por lo que protegerse de pies a cabeza es la recomendación. Tampoco está de más decir que este tipo de cuidados no son exclusivos de las mujeres, hombres y niños también deben atender las recomendaciones.

Y es que con el sol no solo sufren los órganos externos. En el caso de la visión, los rayos ultravioleta, UV, ocasionan daños en la superficie del ojo, el cristalino, la retina y los diferentes tejidos oculares, pues la exposición del día a día no ocasiona ceguera, pero si un deterioro progresivo que, con el tiempo, disminuye la visión.

Protección de la piel

Señalan los expertos que el sol provoca resequedad, pigmentaciones cafés, hipopigmentaciones blancas, melasma o cloasma, es decir, manchas en la cara, arrugas, envejecimiento y cáncer de piel. Si bien este último, no se presenta con pocas exposiciones al sol, sí ocurre cuando hay excesos y comienza a manifestarse con tumores, algunos premalignos que pueden curarse con tratamiento, pero si se pasan desapercibidos pueden terminar, inevitablemente, en cáncer.

Para evitar llegar a este punto, Silvia Herrera, dermatóloga del Hospital Universitario San Vicente Fundación, da algunos consejos:

  • Evita la exposición al sol entre las 10 a.m. y las 4 p.m.
  • Usa bloqueador solar cada 4 horas, aplícalo 30 minutos antes de exponerte al sol y prefiere el que tiene un factor de protección mayor a 30. Asegúrate además que sea resistente al agua y al sudor, eso significa que permanecerá por más tiempo en la piel, a pesar de que esté mojada.
  • Lleva siempre sombreros o gorras.
  • Evita la exposición al sol, a pesar de tener aplicado el bloqueador.

Y para cuidar la visión opta por las gafas de sol y no las elijas por belleza o vanidad, escoge las que tengan filtros UVA y UVB. Las gafas oscuras no siempre protegen del sol, pues el filtro puede ser transparente, lo que genera una mayor entrada de la radiación UV y ocasiona daños.

Una recomendación final a la hora de exponerse al sol es hacerlo de manera gradual y no por largos períodos, pues el protector se usa para proteger la piel y no para estar más tiempo bajo el sol. Presta atención a las zonas más sensibles como los párpados, por ejemplo, y nunca te expongas si la piel está adolorida o enrojecida. Recuerda siempre tener muy buena hidratación.

Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com