Artículo

¿Embarazada a los 35?

Obstetricia 472 veces leída

Está claro que a esa edad o una vez se han sobrepasado los 35, ser mamá implica riesgos adicionales que si se hubiera logrado antes. Si bien la edad no debe considerarse un obstáculo, sí es fundamental conocer las posibles complicaciones a las que la mujer y el bebé pueden exponerse. De acuerdo con el médico y cirujano Iván Alejandro Díaz Rengifo, la edad no es, precisamente, un impedimento, pero sí es un factor que disminuye la tasa de éxito y aumenta el riesgo de complicaciones durante el embarazo.

Y es que de eso sabe muy bien Luisa Fernanda Laverde quien planeó su embarazo a los 36 años: “sentí temor porque de entrada sabía que era de alto riesgo, tuve amenaza de aborto y sabía que la edad era el principal factor. Tuve placenta previa porque, por así decirlo, mi placenta ya era vieja para proveerle al bebé lo necesario para su crecimiento. Mi mayor angustia era que tuviera alguna complicación en el parto. De hecho, mi mayor riesgo era hacer preeclampsia o diabetes gestacional que era lo que más me advertían cada vez que iba a control”.

En el proceso y por sus condiciones, Luisa debió retirarse de su trabajo para llevar adelante el embarazo. Sin embargo, aunque hoy disfruta de su hijo, la llegada a este mundo no fue tan fácil para él: fue prematuro, debió nacer a las 33 semanas, precisamente, a causa de la placenta previa y, hasta que cumpla los tres años, tiene alto riesgo de desarrollar parálisis cerebral.

“En casos como el mío es fundamental extremar los cuidados, manejar el estrés, hacer ejercicio y poner en una balanza si quieren asumir este nuevo reto, porque el que más sufre en un embarazo que no tiene los cuidados necesarios es el bebé. Algo bueno para las que desean ser madres después de los 35 es que hay madurez para enfrentar lo que venga, ya que la probabilidad de que tu hijo nazca antes de tiempo es muy alta y todo lo que implica eso debe ser asumido con madurez, mucha paciencia y sobre todo, mucho amor”, señala Luisa.

Los riesgos más frecuentes

En los embarazos de alto riesgo, sin duda, el primero es el aborto. De ahí en adelante los expertos hacen especial énfasis en asuntos cardiovasculares. Entre ellos, trastornos hipertensivos del embarazo como preeclampsia y eclampsia provocando, en algunos casos, que nazcan bebés con bajo peso. Luisa Rodríguez, médico general, agrega que también hay riesgo de crecimiento intrauterino, hipotiroidismo gestacional, entre otras complicaciones, por lo que sugiere ser lo más adherentes posible al control prenatal.

“Estas mujeres pasan a ser un grupo de alto riesgo obstétrico y requieren análisis más detallados. Una recomendación importante para llevar el embarazo de la mejor manera es evitar el consumo de medicamentos. Cuando se trata de un embarazo de alto riesgo entre más natural se lleve el proceso, mejor”, aconseja Rodríguez.

A pesar de que a medida que avanza la edad se elevan los riesgos no puede decirse que todos los casos serán complicados. Para la muestra Carolina Jiménez* que a los 40 años fue madre de “una niña hermosa, muy sana y completica”, como ella misma la describe. Sin embargo, recuerda que todo el tiempo estuvo catalogada como embarazo de alto riesgo por ser primi añosa. “Mis mayores temores eran los que tienen que ver con la parte genética, pues trabajo en salud y conozco las estadísticas. Solo me preocupaba que el bebé estuviera sano y completo. Cuando tuve la ecografía de tercer nivel lo único que quería era que estuviera bien...ni siquiera me percaté que no me habían dicho el sexo”, recuerda.

En definitiva, no importa de qué tipo de embarazo se trate, adherirse al control prenatal es la mejor forma de llevarlo con éxito y, aunque la edad no es obstáculo, los expertos sí advierten que entre los 19 y 35 años es la edad ideal para aquellas mujeres que desean ser madres.

Para conocer más de este y otros temas, visita de manera gratuita y anónima 1DOC3 y haz tus preguntas.

Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com