Artículo

¿Estás embarazada? Deja estos miedos de lado

Obstetricia 164 veces leída

Además de los cambios físicos, los hormonales y los químicos generan estrés y ansiedad en las mujeres embarazadas, mucho más cuando se trata del primer hijo. Y es que, el embarazo es un estado de expectativa constante, razón por la que resulta normal sentir temor o angustia, “sin embargo, cuando motiva a hacer algo dañino para la mamá o el bebé, cuando limita las actividades cotidianas, cuando hay preocupación excesiva y temores desproporcionados es necesario consultar”, así lo advierte el médico y cirujano Iván Alejandro Díaz Rengifo. En ese caso, es importante eliminar los miedos y el estigma de asistir al psicólogo o al psiquiatra, pues su orientación redundará en bienestar de la madre y el bebé.  

Para controlar esas angustias, aquí resolvemos algunos de los temores más frecuentes durante el embarazo:

  1. ¡No siento el bebé! Explica la médica y cirujana Lina Elizabeth Porras Santana, que al principio del embarazo no se siente al bebé, esto solo se da a partir de la semana 20 y es un asunto normal, por lo que no hay que pensar que no se está formando adecuadamente o está sin vida.
  2. ¡Estoy hinchada! Hasta cierto punto este es un asunto propio del embarazo, dado que el útero presiona las venas grandes del abdomen, “esto hace que la sangre que viene de las extremidades inferiores se ‘estanque’ generando hinchazón”, explica Díaz Rengifo. Otra causa es la acción de las hormonas provocando que la sangre no fluya tan fácilmente y haya presencia de hinchazón. Aquí es importante considerar que esta manifestación se da, por lo general, al final del día, por lo tanto, si la mamá amanece hinchada, está así la mayor parte del tiempo o se trata de una hinchazón exagerada, es necesario consultar al médico para evitar complicaciones.
  3. ¡Me duele la cabeza! señalan los expertos que casi todas las mujeres lo sentirán en algún momento del embarazo producto de los cambios hormonales. Además, aclaran que antes de la semana 20 no es un síntoma de alarma si el dolor es ocasional. Sin embargo, si pasado ese tiempo los episodios de dolor son frecuentes, hay presión en alguna parte de la cabeza, ven luces, escuchan pitos o hay dolor en el vientre, es necesario consultar para descartar alteraciones de la presión arterial.
  4. ¡Tengo mucho sueño! Querer dormir, sobre todo, en etapas avanzadas del embarazo es una señal esperable debido al aumento de peso. Cuando se presenta en los primeros meses de gestación no hay por qué alarmarse debido a que el sueño es consecuencia de los efectos hormonales y la vasodilatación. “Al respecto, la recomendación es dormir sobre el lado izquierdo y, como medida antirreflujo, comer dos o tres horas antes de ir a la cama, evitar las comidas pesadas, las grasas y las harinas”, aconseja Díaz Rengifo.

Para conocer más de este y otros temas, visita de manera gratuita y anónima 1DOC3 y haz tus preguntas.

Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com