Artículo

¡Dile adiós al estreñimiento!

Gastroenterología 1156 veces leída

Este es un padecimiento más común de lo que se piensa. Cerca del 15% de la población mundial lo sufre, afectando con mayor frecuencia a las mujeres adultas. El sedentarismo y las dietas bajas en fibra son dos de las causas más comunes. Según el gastroenterólogo Nicolás Rocha, “el estreñimiento se presenta cuando un paciente tiene menos de tres evacuaciones por semana, evacúa de manera dolorosa y forzada, o queda con una sensación de evacuación incompleta”.

Más que una enfermedad en sí misma, el estreñimiento hace referencia a la apreciación de cada individuo sobre su hábito intestinal. Las dificultades para ir al baño también se acompañan de movimientos intestinales, gases, deposiciones duras y distención abdominal. Algunas de las causas de este padecimiento pueden ser enfermedades metabólicas como el hipotiroidismo, problemas neurológicos, enfermedades del colon, deshidratación, cambios abruptos en la dieta y el sedentarismo. Entre tanto, tomar líquidos, hacer ejercicio físico moderado, evitar el estrés y, sobre todo, incrementar el consumo de fibra en la dieta diaria, son hábitos que ayudarán a prevenirlo. A continuación, cinco pasos para combatir el estreñimiento:

1. Atención a la dieta: consumir al día tres porciones de verduras, tres porciones de frutas frescas, una de cereales y  otra de leguminosas aumentará el nivel de fibra en el organismo. Existe evidencia científica de que la ingesta de fibra influye de manera importante en la prevención y mejoría de múltiples condiciones como el estreñimiento, el síndrome del colon irritable, la enfermedad de Crohn y la diarrea.  

2. Masticar bien: este es el primer paso para el proceso digestivo de los alimentos. Es ideal comer pausadamente, sin afán o con grandes bocados. De igual manera, se debe procurar no utilizar el celular o ver televisión mientras se ingieren los alimentos. 

3. Importancia de la hidratación: la fibra con un consumo adecuado de agua logrará el efecto deseado: movilizar los desechos del organismo. Al no consumir una buena de cantidad de agua diaria se genera el efecto contario. No solo es importante hidratarse bien para facilitar a digestión, el consumo de agua lleva nutrientes a todo el organismo. 

4. No dejar de lado la actividad física: el ejercicio físico moderado permite fortalecer los músculos del abdomen haciendo más efectiva la prensa abdominal en el momento de la evacuación. 

5. Adiós al estrés: el intestino es conocido por la comunidad médica como “el segundo cerebro de organismo” ya que su función integral se basa en múltiples neuronas, hormonas y neurotransmisores. De hecho, en el tracto digestivo se produce el 90% de la serotonina (hormona de la felicidad, el sueño y el apetito sexual), en este orden de ideas, a la hora de combatir el estreñimiento es fundamental tanto practicar técnicas de relajación como dormir bien.

Para conocer más de este y otros temas, visita de manera gratuita y anónima 1DOC3 y haz tus preguntas.

Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com