Artículo

Si apenas empiezas a hacer ejercicio ¡cuídate de las lesiones!

Medicina General 913 veces leída

Es frecuente que cuando iniciamos un nuevo año, uno de nuestros objetivos sea llevar una vida más sana, lo que incluye, en muchas ocasiones, iniciar una rutina de ejercicio diario.

“Sin embargo, cumplir con esta promesa de empezar a hacer ejercicio requiere tomar en cuenta algunas recomendaciones. La primera de ellas es seleccionar un tipo de ejercicio que realmente te guste practicar, esto hará que tu compromiso diario con la actividad física sea más un placer que un sacrificio” comenta Álvaro Rojas, médico.

Pero aún más importante es tener en cuenta que el ejercicio y el deporte en general son cosa seria y debes adaptar tu actividad a tu condición física actual y a tu nivel de entrenamiento. No se puede iniciar una rutina de ejercicio extenuante o excesivo cuando nunca lo has practicado o hace mucho tiempo que lo dejaste. Es recomendable acudir primero con un médico que califique tu estado actual de salud y tu capacidad para hacer algún tipo de ejercicio determinado. Inicia tu actividad física poco a poco y con la asesoría de un profesional que te guíe a través de la rutina y te indique hasta dónde debes esforzarte y cuándo aumentar la exigencia de la rutina que realizas. 

¿Qué pasa si aumentas demasiado la exigencia física?

No seguir las recomendaciones de los expertos puede ocasionar algunos problemas, desde el dolor muscular que se siente al día siguiente de iniciar el ejercicio, hasta posibles lesiones musculares, articulares y de los huesos que realmente pueden afectar la salud y la vida diaria. Son típicos los desgarres musculares cuando no se hace calentamiento ni estiramiento, también pueden ocurrir torceduras, esguinces y golpes que son lesiones que pueden llegar a ser serias e incapacitantes.

El dolor y la inflamación son mecanismos con los que el cuerpo  indica que algo no está bien, por lo tanto, obligan a la persona a tomar reposo y a descansar ese músculo, tendón o articulación que se encuentra dañado. 

¿Qué hacer en caso de lesión?

Cuando aparecen es importante acudir al médico para que, mediante recursos diagnósticos de imagen, pueda identificar el problema y dar el tratamiento adecuado, que muchas veces es a base de analgésicos y antiinflamatorios.

Se sabe además, que existen otras medidas útiles para reducir el dolor y la inflamación como las compresas frías, especialmente, después de la lesión y en algunas ocasiones compresas calientes que reducen el espasmo muscular y el dolor. Finalmente, hay que mencionar que es indispensable estar atentos a los días en los que la contaminación ambiental es muy alta y evitar hacer ejercicio al aire libre para no afectar la función respiratoria. 

En conclusión y siguiendo las indicaciones del médico Alfonso Moguel, “es importante tomar en cuenta que toda actividad física deportiva puede causar malestar muscular e inclusive lesiones que provoquen dolor e inflamación, esto no debe desmotivar a nadie para hacer ejercicio. Una buena asesoría profesional, un ejercicio adecuado a la condición física, edad y entrenamiento previo son fundamentales para que esto no suceda. Siempre consulta a tu médico en caso de lesiones deportivas ya que no hacerlo pueden causar un daño mayor y complicar o prolongar la incapacidad”.

Para conocer más de este y otros temas, visita de manera gratuita y anónima 1DOC3 y haz tus preguntas.

Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com