Artículo

Mal aliento... ¡que no te coja por sorpresa!

Odontología 811 veces leída

No se trata exclusivamente de mal olor, la halitosis también  hace referencia al mal sabor que una persona puede experimentar en su boca. Está claro que su origen se debe a diferentes causas, desde una mala higiene oral hasta la presencia de una enfermedad dental o una enfermedad sistémica.

Según la odontóloga periodoncista María Lorena Yepes, “suele suceder que el mal aliento es percibido primero por las personas que rodean al paciente, que por él mismo, lo que implica una alta carga social. Por eso es importante asistir al odontólogo ante cualquier sospecha de halitosis”.

Y aunque el mal aliento también puede ser generado por causas digestivas, se estima que cerca del 90% de las halitosis que se atienden en la consulta odontológica son de origen oral, es decir, que es causada por bacterias que se encuentran dentro de la boca, no solamente en los dientes sino también en la lengua.

Pueden ser varias las causas que generen la halitosis en las personas, la alimentación o los hábitos, por ejemplo, son algunos de ellos. Es importante conocer que existen procedimientos médicos que ayudan a superar este padecimiento. A continuación cinco aspectos sobre la halitosis que deben ser conocidos.

1. Causas: una higiene oral deficiente permite que en la boca proliferen bacterias que causan el mal olor, pero a la vez es un signo de alerta de que se puede estar sufriendo una enfermedad a nivel bucodental como caries, enfermedad periodontal/gingivitis, abscesos, obturaciones (calzas) y restauraciones mal adaptadas, entre otros, por lo cual es necesario tratar esta enfermedad para que el mal olor desaparezca.

2. Consulta un especialista: los problemas de mal aliento, aunque tengan un origen oral no siempre indican la presencia de una enfermedad, más bien se deben a un asunto del funcionamiento del organismo (fisiológico) que pueden producir el mal olor, pero eso solo se puede conocer en una consulta odontológica.

3. Personas que pueden padecerlo: la halitosis afecta por igual a hombres y mujeres, incluyendo a niños y jóvenes, pero se acentúa a medida que se superan los 60 años.

4. Alimentación: los hábitos de alimentación pueden influir directamente en el mal aliento. Si existe preferencia por consumo de ajo, cebolla, especias, comidas condimentadas es usual que éstas produzcan sustancias en las vías digestivas y dejen un sabor fuerte en la boca, pero que se supera al cabo de unas horas y una vez se haya realizado un adecuado cepillado bucodental.

5. Malos hábitos: fumar y el consumo de alcohol son otras causas de halitosis. Con respecto al cigarrillo existen estudios en los que se evidencia que causa este problema. Mientras que el mal olor como consecuencia de beber alcohol no se genera en la boca sino a nivel de las vías digestivas, este mal olor se expele por los pulmones, entendiendo esto como halitosis extraoral.

Para conocer más de este y otros temas, visita de manera gratuita y anónima 1DOC3 y haz tus preguntas.

Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com