Artículo

Después del derrame, las 6 horas siguientes son claves para salvar la vida

Neurología 219 veces leída

También conocido como derrame cerebral, esta condición es la segunda causa de muerte en el mundo y la tercera en Colombia. Se sabe que para reducir los riesgos de desarrollar una parálisis completa del cuerpo o incluso la muerte, se cuenta solo con seis horas para actuar una vez se presenta el evento.

De acuerdo con la Asociación Colombiana de Neurología, anualmente, por cada 45 mil personas se presenta un nuevo episodio de Accidente Cerebrovascular, ACV, y se calcula que en el mundo más de seis millones de personas mueren por esta razón cada año.

 De aquellos que logran sobrevivir, el 50% queda con secuelas permanentes, el 25% muere y el otro 25% recupera su vida previa.

Y es que un accidente cerebrovascular se presenta cuando se reduce el flujo de la sangre hacia alguna parte del cerebro. Por la falta de oxígeno, las células involucradas mueren rápidamente y las funciones del cuerpo controladas por estas zonas del cerebro se pueden perder. Así las cosas, un ACV es calificado como una urgencia debido a que se cuenta con un tiempo de tan solo 6 horas para actuar. Según los expertos, si es atendido en el menor tiempo posible desde la aparición de los síntomas, se puede reducir el riesgo de quedar con secuelas funcionales como la pérdida del habla, movimientos de la cara o parálisis completa del cuerpo. Por eso, es importante saber reconocer los síntomas y actuar de forma inmediata.

Para hacerlo, existe un método llamado B.E F.A.S.T. que significa ‘sé rápido’ en inglés, consta de seis pasos y cada una de sus letras tiene un significado:

  1. B (Balance): revisar si la persona tiene pérdida de equilibrio o coordinación.
  2. E (Eyes): pedirle a la persona que fije su mirada en un objeto para percatarse si tiene pérdida de visión. 
  3. F (Face): mirar a la persona a la cara y pedirle que sonría, revisar si un lado de la cara parece inclinado.
  4. A (Arms): pedirle a la persona que levante ambos brazos e identificar si uno de ellos se desplaza hacia abajo.
  5. S (Speech): pedirle a la persona que repita una frase sencilla, revisar si tiene dificultad para hablar o para entender.
  6. T (Time): cada minuto cuenta. Si la persona presenta cualquiera de estos síntomas debe buscar atención médica inmediata. Cuanto más tiempo duren los síntomas del ACV, mayor es el riesgo de daño.

Esta enfermedad crónica se puede prevenir mejorando los hábitos de vida como evitar el consumo de tabaco y alcohol, practicar regularmente actividad física y limitar el consumo de carnes rojas. Todo esto, además, evitará otras enfermedades desencadenantes de ACV como hipertensión, diabetes y problemas con el colesterol.

Para conocer más de este y otros temas, visita de manera gratuita y anónima 1DOC3 y haz tus preguntas. 

Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com