Artículo

Salvar la vida de otros está en tus manos

Medicina General 356 veces leída

Donar va más allá de dejar a otra persona una parte de tu cuerpo, es un acto altruista, es permitir que después de la muerte una parte de nosotros siga viviendo. ¿Sabías que si donas tus órganos podrías salvar la vida de ocho personas? Si estás dispuesto a hacerlo aquí te aclaramos cinco ideas falsas y mitos alrededor del tema:

1. No existe el tráfico de órganos. El proceso de extracción debe hacerse bajo estricta orientación médica y previa realización de pruebas que garanticen la compatibilidad entre donante y receptor. Además, los órganos extraídos tienen una vida útil fuera del cuerpo que no supera las 8 horas.

2. Los órganos no se pueden comercializar. Este es un acto gratuito. No se recibe ningún tipo de remuneración por el órgano o tejido que se done y tampoco por los costos médicos de donación.

3. La donación de órganos no desfigura el cuerpo. La extracción se hace mediante un procedimiento quirúrgico similar al de la vesícula o el apéndice. La donación no cambia el aspecto corporal, pues se usan técnicas que evitan que la extracción sea visible o deje cicatrices.

4. Los órganos no le sirven a cualquier persona. Se debe cumplir con el principio de compatibilidad entre donante y receptor. Ambos deben ser compatibles en talla, peso y grupo sanguíneo para que el trasplante pueda darse.

5. En vida también se puede donar. Esto puede hacerse con los órganos pares y, de manera excepcional, con segmentos de hígado. En el caso de los donantes que fallecen, solo quienes tengan muerte cerebral son candidatos para hacerlo. órganos. Todo este proceso debe hacerse en unidades de cuidado intensivo o servicios de urgencia, pues solo en estos lugares es posible mantener artificialmente la ventilación pulmonar y la circulación del donante.

Finalmente, si quieres convertirte en donante ten en cuenta que puedes donar órganos y tejidos. Entre ellos corazón, pulmones, hígado, riñones, intestino, páncreas y vías aéreas: tráquea y laringe. Córneas, piel, huesos, médula ósea, vasos sanguíneos, válvulas cardiacas, cartílagos, venas, arterias, membrana amniótica, globos oculares, células madre y tendones.

Todos somos potenciales donantes, incluso los menores de edad pueden hacerlo previa autorización de los padres. 

Para conocer más de este y otros temas, visita de manera gratuita y anónima 1DOC3 y haz tus preguntas.

Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com