Artículo

La ateroesclerosis también es cosa de niños

Cardiología 223 veces leída

En palabras más sencillas, esta condición también conocida como endurecimiento de las arterias no es, como se pensaba antes, una enfermedad propia del adulto. La razón es que desde muy pequeños los niños están expuestos a hábitos de vida poco saludables: mala alimentación y sedentarismo, razón por la que hoy se sabe que esta condición se gesta desde la infancia.

Así lo afirma Darío Echeverri, director del Programa de Prevención Cardiovascular de la Fundación Cardioinfantil, “se ha demostrado por autopsias de niños y adolescentes, que mueren por otras causas, la existencia de esta enfermedad en sus fases tempranas. Debido a estas evidencias, se ha identificado la necesidad de empezar a desarrollar planes de prevención que generen hábitos adecuados desde la infancia y, de esta manera, controlar factores de riesgo que ayuden a reducir la mortalidad por problemas cardiovasculares”.

Está claro que la ateroesclerosis se origina cuando hay acumulación de grasa y colesterol en las arterias provocando su obstrucción y, por supuesto, generando problemas en el resto del cuerpo. Además, se sabe que esta enfermedad lidera el porcentaje de mortalidad a nivel mundial y, aunque se desarrolla desde temprana edad, sus manifestaciones se dan, por lo general, entre los 50 y 60 años.  El desarrollo de la ateroesclerosis y otras enfermedades cardiovasculares se puede dar por múltiples factores como los malos hábitos alimentarios, hipertensión arterial, diabetes, colesterol alto, por tener una vida sedentaria, o incluso por altos niveles de estrés, obesidad, genética y el consumo de cigarrillo.

En ese sentido, si hay familiares que sufrieron enfermedad coronaria temprana, es decir el padre antes de los 55 y la madre antes de los 60, y adicionalmente tiene algún factor de riesgo, la recomendación es consultar con él médico y no esperar hasta presentar algún síntoma.

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, en general, la ateroesclerosis no presenta ninguna señal hasta que una arteria se estrecha demasiado o por completo. Mucha gente no sabe que la sufre hasta que tiene una emergencia médica y de no tratarse a tiempo puede llevar a complicaciones como:

Enfermedad de las arterias coronarias. Son las encargadas de llevar sangre al corazón y cuando se bloquean es posible sufrir una angina de pecho o un ataque cardíaco.

Enfermedades de las arterias carótidas. Estas arterias llevan sangre al cerebro y su obstrucción pude llevar a un ataque cerebral.

Enfermedad arterial periférica. Ubicadas en los brazos, piernas y pelvis cuando se bloquean puede generar adormecimiento, dolor y a veces, infecciones.

Finalmente, para prevenir el desarrollo de la ateroesclerosis, la Asociación Americana del Corazón recomienda:

  • Controlar la presión arterial y el colesterol.
  • Reducir el consumo de sal y azúcar.
  • Hacer ejercicio, por lo menos, 150 minutos a la semana.
  • Comer saludable, siempre balanceando los diferentes tipos de alimentos: proteínas, carbohidratos, grasas, agua, vitaminas y minerales.
  • Mantener el peso ideal, debe ser proporcional a la edad y altura.
  • No fumar.

Para conocer más de este y otros temas, visita de manera gratuita y anónima 1DOC3 y haz tus preguntas.

Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com