Artículo

Cinco claves para una sonrisa saludable

Odontología 1165 veces leída

El cuidado de la salud oral es muy importante no solo para mantener en buen estado las piezas dentales, sino para el adecuado funcionamiento del cuerpo y el estado de salud en general. Se estima que por lo menos el 82% de la población colombiana ha perdido al menos un diente, principalmente por falta de cuidado y control.

Para el odontólogo Juan Guillermo Jaramillo, “los buenos hábitos de limpieza y cuidados orales empiezan desde las familias. Enseñar estas buenas costumbres en casa no solo ayudará a prevenir enfermedades bucales, sino que disminuirá el riesgo de agravar o desarrollar otras enfermedades relacionadas con la salud dental.”

Lee también: ¿Sabes si estás cuidando correctamente tu salud oral?

Los problemas de salud bucal además de provocar grandes molestias para actividades cotidianas como comer, hablar o dormir, también llevan a generar mal aliento e inclusive a incidir en la aparición o empeoramiento de enfermedades como la diabetes o los problemas cardiacos. Por eso es importante tener presentes las siguientes recomendaciones para prevenir infecciones o enfermedades dentales:Sin duda, un hábito imprescindible es realizar aseo bucal al finalizar el día. En Colombia, según el IV Estudio de Salud Bucal 2014, solo el 61% de los adultos entre 20 y 79 años le dedica tiempo al cuidado de su boca al finalizar el día, mientras que tan solo el 31% de los jóvenes entre 12 y 18 años lo hace, esto repercute, entre otras cosas, en la prevalencia de caries, la cual es del 37% en menores de 12 años y del 53% en adultos de 20 a 34 años.

Lava tus dientes: hazlo mínimo de 2 a 3 veces al día, nunca te vayas a la cama sin haberte realizado tu higiene oral. El cepillado correcto lleva al menos 2 minutos. Usa movimientos cortos y suaves y ten en cuenta que debes prestar atención tanto a la encía como a los dientes de difícil acceso. Es recomendable cambiar el cepillo de dientes cada 3 meses, cuando muestre señales de desgaste o cuando hayas sufrido un resfriado.

Usa seda dental en cada limpieza: es ideal utilizarla cada vez que te laves los dientes sin embargo, es primordial usarla por lo menos una vez al día. La seda dental elimina la placa y los restos de comida entre las encías y los dientes. Esto ayudará a controlar el mal aliento y mantener sanos dientes y encías. 

Lleva una dieta balanceada: una mala nutrición aumenta las posibilidades de contraer enfermedades e infecciones en los dientes y encías. Consumir frutas, proteínas magras, productos lácteos bajos en grasa y granos integrales fortalece al organismo contra posibles infecciones y disminuye las posibilidades de aparición de caries.

Chequeos odontológicos: programa citas odontológicas mínimo cada 6 meses. De esta manera podrás prevenir la aparición de cualquier enfermedad o infección y podrás controlar de manera  efectiva aquellas que se puedan presentar. De esta manera evitarás dolores crónicos e inclusive la pérdida de piezas dentales.

La salud oral empieza por casa: enséñale a tus hijos buenos hábitos para la salud oral desde que están pequeños. Esto les garantizará una excelente salud dental y evitará la aparición de  enfermedades, infecciones y caries.

Lee también: ¡Adiós a la caries dental en los niños!

Para conocer más de este y otros temas, visita de manera gratuita y anónima 1DOC3 y haz tus preguntas.

Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com