Artículo

La de Crohn, una enfermedad de adultos jóvenes

Gastroenterología 764 veces leída

Entre los 16 y los 40 años es el periodo de vida en el que esta patología suele aparecer, algunos de quienes la desarrollan tienen antecedentes familiares de enfermedad inflamatoria intestinal y, entre los mayores riesgos para estos pacientes, está el aumento del riesgo de sufrir cáncer colorrectal.

De acuerdo con la American Society of Colon and Rectal Surgeons, ASCRS, la enfermedad de Crohn, EC, es un proceso inflamatorio crónico, de origen desconocido que, aunque puede causar daños en cualquier parte del sistema digestivo desde la boca hasta el ano, afecta principalmente la porción más baja del intestino delgado (íleon) o el intestino grueso (colon y recto).

En la mayoría de los casos, la EC puede generar cicatrices en el revestimiento del intestino, lo cual ocasiona que los alimentos y las heces pasen más despacio por el tubo digestivo produciendo dolor, cólicos y diarrea. Según los expertos, de no ser tratada de manera oportuna, esta patología podría generar graves complicaciones como hemorragias severas, perforación de órganos e incluso la muerte.

Actualmente, el control de la EC se hace bajo tratamiento médico, sin embargo, los especialistas aseguran que esta enfermedad aún no tiene cura y se presenta en su mayoría en la población en edad productiva, lo que puede convertirse en un gran problema para el paciente, pues lo obliga a abandonar su vida laboral, lo que afecta su entorno económico y familiar.

Múltiples señales 

Debido a que la enfermedad de Crohn puede afectar cualquier parte del intestino, los síntomas pueden ser muy distintos entre un paciente y otro. Sin embargo, señala el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases que, entre los más frecuentes se cuentan:

  • Dolor abdominal.
  • Diarrea.
  • Hemorragia en el recto.
  • Pérdida de peso.
  • Fiebre.

Para tratar esta enfermedad y teniendo en cuenta el grado de severidad, los especialistas trabajan con terapia farmacológica que, en ocasiones, es acompañada por sugerencias de dietas o terapias nutricionales. Actualmente, no existe ningún medicamento que cure la enfermedad, aunque sí existen terapias que buscan mejorar la calidad de vida del paciente y retrasan la aparición de los síntomas.

Finalmente, indica el gastroenterólogo Alfonso Meisel Chinchilla, que la EC es crónica y altamente incapacitante. Por esta razón, los pacientes deben seguir las indicaciones de su médico tratante, asistir puntualmente a los controles clínicos e implementar hábitos saludables que le permitan llevar una vida productiva y normal controlando la enfermedad.

Para conocer más de este y otros temas, visita de manera gratuita y anónima 1DOC3 y haz tus preguntas. 

Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com