Artículo

Ay, ay, ay ¡otra vez el calambre!

Medicina General 215 veces leída

¿En las piernas? ¿En los brazos? Esos dolores intensos, pero de poca duración son comunes en muchos, sobre todo, en aquellos que tienen una actividad física importante. Esa contracción dolorosa e incontrolable, puede comprometer todo o parte de uno o más músculos haciendo que se pongan duros o abultados. Explica la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos que los grupos musculares más comúnmente involucrados son la pantorrilla, la parte posterior del muslo y los cuadríceps, es decir, la parte frontal de la pierna. Otros sitios donde también se suelen presentar son los pies, las manos, los brazos, el abdomen y a lo largo de la caja torácica.

Pero ¿por qué aparecen? Por lo general, son producto de lesiones o sobrecargas musculares. Sin embargo, también se dan cuando la persona no ha tomado los líquidos suficientes, está deshidratado o tiene niveles bajos de minerales como potasio o calcio. “Los calambres musculares pueden ocurrir mientras usted practica tenis o golf, bolos, natación o hace cualquier otro ejercicio”, advierte la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos. Otras razones que pueden llevar a la presencia de este tipo de contracciones son la insuficiencia renal, el abuso de alcohol, el hipotiroidismo, la menstruación o el embarazo.

En cualquiera de los casos cuando aparece un calambre la recomendación es detener la actividad que se esté haciendo, cualquiera que sea, además de hacer estiramiento y dar un masaje en el músculo afectado. Incluso, se recomienda el uso de calor, así se logrará relajación cuando el espasmo empiece, mientras que el hielo puede servir cuando el dolor haya mejorado.

En el caso de que aparezca el calambre durante algún tipo de actividad física hidratarse será la primera medida para lograr alivio del dolor. “Sin embargo, el agua sola no siempre ayuda. Las sales efervescentes o las bebidas para deportistas, las cuales también reponen los minerales perdidos, pueden ser útiles. Otras sugerencias para aliviar los calambres musculares es cambiar los entrenamientos de manera que usted esté ejercitándose dentro de sus capacidades. Tomar bastante líquido mientras hace ejercicio y aumentar la ingesta de potasio (el jugo de naranja y los bananos son grandes fuentes de este elemento). Hacer estiramiento para mejorar la flexibilidad”, aconseja la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Para conocer más de este y otros temas, visita de manera gratuita y anónima 1DOC3 y haz tus preguntas.

Natalia Ospina Vélez
Natalia Ospina Vélez https://www.1doc3.com